Ir a contenido

FIN DEL CULEBRÓN

Las casas expropiadas de Encarnació acogerán una guardería municipal

Casas de la calle Encarnació, en el barrio de Gràcia, en disputa.

Casas de la calle Encarnació, en el barrio de Gràcia, en disputa. / FERRAN NADEU

La comisión conjunta del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado inicialmente la modificación urbanística para implantar una guardería en las denominadas 'Casitas d'Encarnació' e incluir estas fincas del barrio de Gràcia en el Plan Especial del Patrimonio Arquitectónico Histórico Artístico de la ciudad.

Si estas modificaciones llegan a ser definitivas, lo que ya sería en el próximo mandato, el consistorio barcelonés podría expropiar las fincas situadas en la calle de la Encarnació 13-15 y 17, como https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20181109/casas-centenarias-gracia-encarnacio-7137369 cuyo derribo ya tenía los permisos municipales pertinentes, y evitar la tala de una encina centenaria, cuya protección se aprobó en el pasado pleno.

El Ayuntamiento anunció hace unos días su intención de expropiar los edificios para destinarlos a equipamientos.

El concejal de Gràcia Eloi Badia ha asegurado que el gobierno municipal "no se tirará atrás" si la propiedad no se aviene y que éste será "un espacio único, con un guardería, vivienda protegida y verde". El acuerdo ha salido adelante con los votos a favor del gobierno de BComú, ERC, CUP y los dos concejales adscritos.

El grupo Demòcrata y el PSC, que se han abstenido, y CS y PP, que han votado en contra, han expresado sus dudas acerca de que la expropiación esté justificada y también han advertido de que la operación saldrá muy cara, más de 4 millones de euros en indemnizaciones, y que los tribunales pueden acabar obligando a anularla.