Ir a contenido

MOVILIDAD

La Generalitat amplía el expediente a una empresa del grupo Cabify

Inspectores de Territori i Mobilitat comprueban el incumplimiento del plazo mínimo de 15 minutos por parte de los vehículos de Prestige & Limousine

La información aportada hasta la fecha por esta compañía de VTC no permite concluir que opera en Barcelona siguiendo la normativa vigente

Luis Benavides

Un vehículo VTC circula por plaza de Catalunya de Barcelona.

Un vehículo VTC circula por plaza de Catalunya de Barcelona. / FERRAN NADEU

El director general de Transports i Mobilitat, Pere Padrosa, ha anunciado este martes durante el Consell del Taxi que se ha ampliado el expediente informativo abierto a la empresa Prestige & Limousine, perteneciente al grupo Cabify, en el que se requiere de nuevo a la firma que aclare los términos de contratación y prestación de servicio de alquiler de vehículos con conductor. En paralelo, el área de Transports i Mobilitat de la Conselleria de Territori también ha abierto una serie de expedientes sancionadores a la misma compañía de Cabify como consecuencia de actuaciones de la inspección a pie de calle. En estos casos se comprobó el incumplimiento del plazo mínimo de un cuarto de hora entre la contratación y la prestación del servicio. En total, se trata de cuatro expedientes sancionadores por un importe de 600 euros cada uno.

"El departamento quiere conocer de manera clara si la empresa respeta los 15 minutos de precontratación de cada servicio, tal y como obliga el decreto ley de medidas urgentes en materia de transporte para viajeros aprobado por el Govern el 29 de enero y convalidado por el Parlament el 28 de febrero", explican fuentes del departamento.

10 días hábiles

La Generalitat abrió este expediente informativo el pasado 11 de marzo así como el detalle de los servicios realizados durante el 7 y el 10 de marzo. La empresa  tuvo 10 días hábiles para aportar la documentación acreditativa, pero la que aportó fue insuficiente para "poder concluir si cumple la normativa", según fuentes del departamento.

El expediente recoge que la comunicación enviada a los usuarios específica que estos solo deberán contratar el servicio con los 15 minutos de antelación el primer trayecto, mientras que esta información no aparece en el modelo de contrato de servicios de transporte que la empresa pone a disposición de los usuarios interesados. Por todo esto, el departamento dirigido Padrosa ha ampliado el expediente 10 días más para que informe sobre su manera de operar en Catalunya y, sobre todo, cómo garantiza el respeto y el cumplimiento del intervalo de 15 minutos entre la contratación y la prestación efectiva del servicio establecido por el decreto aprobado en enero.

Cabify anunció su regreso a la capital catalana el pasado 7 de marzo, aunque cambió su manera de operar para ‘burlar’ el decreto de la Generalitat. Mientras antes trabajaba con compañías que tenían licencias VTC y coches y hacía de intermediario, actualmente está operando en Barcelona con Prestige&Limousine, una empresa poseedora de 300 licencias en Barcelona y otras tantas en Madrid que compró recientemente.

Período de consulta previa

El Departament de Territori  i Sostenibilitat de la Generalitat abre un periodo de 30 días hábiles para que los representantes de los taxistas, VTC y ciudadanía en general puedan hacer sus aportaciones previas a la redacción de la futura ley del transporte de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas. Empieza el periodo de consulta pública previa tras la aprobación por parte del Govern de la memoria preliminar la semana pasada.

Fuentes del departamento aseguran que los resultados obtenidos en este proceso de consulta deberán servir "para orientar la redacción de la futura ley" con el objetivo que el Govern pueda aprobar el Proyecto de ley la próxima primavera e iniciar así la correspondiente tramitación parlamentaria.

Temas: Taxis