Ir a contenido

Un 37% de trabajadores del metro de Barcelona examinados tienen afectaciones por amianto

CCOO denuncia que hay 22 empleados con problemas en la laringe

Efe / Barcelona

Cubierta de la estación de metro de Verneda, que cerrará en Semana Santa para retirar las placas de fibrocemento.

Cubierta de la estación de metro de Verneda, que cerrará en Semana Santa para retirar las placas de fibrocemento. / Elisenda Pons

Un 36,5 % de los 802 trabajadores en activo del metro de Barcelona a los que se les ha realizado un TAC tienen afectaciones debidas a su exposición al amianto en la laringe (22) y la pleura (22) y a otros 249 se les ha de hacer revisiones periódicas por otras patologías relacionadas con ese material, según datos de CCOO de Cataluña.

De los 22 trabajadores con afectaciones en la laringe, que Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) no reconoce, dos ya han pasado por quirófano para hacerles sendas biopsias, ha asegurado hoy el delegado de prevención y salud laboral de CCOO en el metro, José Manuel Moreno.

Moreno ha facilitado este lunes estos datos en rueda de prensa en Barcelona, junto con otro representante de CCOO en el Metro de Madrid, Alfonso Blanco; el secretario de organización del sector ferroviario estatal del mismo sindicato, Rafael García, y el responsable de salud laboral de CCOO de Cataluña, Francesc Montoro.

Los 22 afectados de laringe se suman a los otros 22 trabajadores, estos sí reconocidos por TMB, que tienen afectaciones pleurales o calcificaciones pulmonares.

Esta denuncia coincide este lunes, día 8, con la realización de una huelga parcial de los trabajadores del metro barcelonés, de cuatro horas por la mañana y otras tantas por la tarde, para reclamar que TMB facilite más información a los representantes de los trabajadores y reconozca la presencia del riesgo de exposición al amianto como enfermedad profesional.

No es un problema del pasado

En un manifiesto, las secciones sindicales de CCOO de los metros de Barcelona y Madrid consideran que el amianto no es un problema del pasado, sino que sus consecuencias más nocivas se muestran actualmente y reclaman el reconocimiento específico de la enfermedad profesional y una indemnización adecuada a las víctimas y sus familiares.

Los representantes sindicales han asegurado que, tanto el metro de Barcelona como el de Madrid, practican "una gestión empresarial de negación, que supone una flagrante conculcación de derechos fundamentales de los trabajadores, activos y pasivos".

En el metro de Madrid se han dado ya cinco casos, de los que tres han fallecido, de trabajadores enfermos de cáncer por su exposición al amianto, y otros dos más están por confirmar, con 900 reconocimiento médicos realizados, según Blanco.

90 vagones

Aunque a nivel laboral las dos empresas no reconocen la exposición al amianto, en Madrid se ha paralizado la circulación de 62 trenes, una medida que en Barcelona no se ha tomado a pesar de que se sabe que en unos 90 vagones se ha detectado pintura que contenía amianto.

Moreno ha precisado que el sindicato no descarta llevar estos casos ante la Fiscalía, si TMB persiste en su "actitud negacionista y economicista" a la hora de afrontar la situación.

Por su parte, Rafael García ha opinado que otras empresas ferroviarias, como Renfe y Adif, han hecho "una gestión mejor" de la presencia de amianto, especialmente desde el año 2002, cuando se prohibió totalmente, y ha recordado que en el ámbito europeo hay diversas líneas presupuestarias y programas para acciones de desamiantado, que solo usa Polonia, según ha dicho".

CCOO reclama también medidas que "no se están desarrollando adecuadamente", como evaluaciones de riesgos y medidas de prevención y protección adecuadas; listado de trabajadores expuestos (activos y jubilados), y sospechosos de exposición; aplicación de protocolos de vigilancia de salud específicos; reconocimiento de enfermedad profesional, e inventario de instalaciones con amianto y materiales con amianto que den paso a planes de desamiantado.

Además, considera importante que los grupos parlamentarios resultantes de las elecciones del 28 de abril aprueben la proposición de ley de creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto, que estaba en trámite de enmiendas antes de la moción de censura del pasado año.