Ir a contenido

MOVILIZACIÓN GLOBAL

36 ciudades saldrán el sábado a la calle para reivindicar el derecho a la vivienda

La convocatoria en Barcelona será a las seis de la tarde en Jardinets de Gràcia bajo el lema 'Punxem la bombolla'

LA PAH recuerda que si la vivienda pública no se hubiera desprotegido esta estaría en el 40%

Helena López

Vecinos del Poblenou, en Barcelona, paran el desalojo de ’Casa Àfrica’.

Vecinos del Poblenou, en Barcelona, paran el desalojo de ’Casa Àfrica’. / ÀNGEL GARCÍA

No por sabidas, las cifras son menos demoledoras. 93.000 desahucios en España en el 2018. 165 diarios. Uno cada cinco minutos. Catalunya encabezando la clasificación. Estos son los datos puestos sobre la mesa por la activista barcelonesa Iolanda Fresnillo para abrir la rueda de prensa celebrada este martes por 40 entidades de la capital catalana para convocar a la manifestación 'Punxem la bombolla', este sábado a las seis de la tarda en los Jardinets de Gràcia que se celebrará en paralelo en otras 35 ciudades de Europa, entre ellas siete españolas.

Mientras miembros de la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca (PAH), 500x20, Sindicat de Llogateres, Fem Sant Antoni y el Sindicat d’Habitatge del Raval en representación del resto de colectivos convocantes explicaban sus (muchos) motivos en la barcelonesa plaza de Sant Jaume, otros tantos vecinos de la ciudad se concentraban frente a la finca de la calle de Marià Aguiló, en el barrio del Poblenou. Conocido como Casa Àfrica el lugar se ha convertido en el hogar un grupo de migrantes senegaleses y los vecinos intentaban aplazar su desalojo. Lo hicieron. Escenas cotidianas en Barcelona y en tantas otras ciudades, ejemplo de uno de los problemas que la manifestación global del sábado pretende visibilizar (y combatir).

Alexandra Francès, portavoz del Sindicat de Llogateres de Barcelona ha añadido cifras, igual de descorazonadoras y motivos a la convocatoria. "Mientras los precios de los alquileres suben de forma abusiva los salarios se estancan. España es el país de la OCDE donde más porcentaje de ingresos familiares se dedican a la vivienda, en muchos casos más del 40%, llegando al 65% en los menores de 35 años; lo que supone una transferencia de rentas de la clase trabajadora a la rentista", ha subrayado la joven. Entre los activistas que han dado apoyo a la convocatoria del sábado, llama la atención la diversidad de perfiles. De estudiantes a jubilados. Queda en evidencia de que se trata de una lucha intergeneracional. 

Vivienda pública desprotegida

Desde la PAH, Lucía Delgado ha recordado que si durante todos estos años no se hubiera desprotegido la vivienda pública construida actualmente estaría en el 40%. Está en el 1,5%. Mientras, 125.000 familias están en la lista de espera para acceder a una vivienda protegida. Y 3,5 millones de viviendas siguen vacías. "España es el único país en el que los bancos no han devuelto el dinero del rescate. Que al menos la banca pública, como la Sareb y Bankia, entreguen su parque de pisos a los ayuntamientos es una propuesta de mínimos", ha apuntado Delgado.   

Xavier Caballé, de Fem Sant Antoni ha hablado de lo que a sus ojos y los de sus compañeros de militancia son los tres grandes males que afectan a la ciudad: la turistificación, la gentrificación y la elitización o barricidio.

Entre las demandas concretas, la manifestación del sábado pide la bajada generalizada del precio del alquiler, la recuperación de la vivienda en manos de los bancos y los fondos conocidos como buitre para destinarlos a vivienda pública, el fin inmediato de todos los desahucios y acabar con los pisos turísticos mientras haya familias que se tengan que marchar de sus barrios, los cada vez más frecuentes desahucios invisibles. "Hemos llegado a un punto asfixiante de la burbuja del alquiler y queremos reventarlo", concluyen. En eso trabajan activamente tanto desde los barrios como haciendo red, como han visibilizado frente al Ayuntamiento de Barcelona este martes.

En el caso español, la manifestación quiere servir también para marcar la agenda a las puertas de la campaña electoral.