Ir a contenido

Las escuelas infantiles municipales de BCN ofrecerán productos ecológicos

A partir de septiembre se introducirán 14 productos entre verduras, féculas, legumbres y frutas

El presupuesto será de 15.775.766 y no supondrá un incremento de precio para las familias

Alba Jaumandreu

La hora del almuerzo, en una escuela de Barcelona.

La hora del almuerzo, en una escuela de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

Las escuelas infantiles del consorcio municipal de Barcelona ofrecerán a partir del curso 2019-2020 productos ecológicos en sus menús y darán prioridad a los alimentos de proximidad.

A partir de setiembre 68 escuelas infantiles del ‘Institut Municipal d’Educació de Barcelona’, de las 101 que tiene, empezaran a introducir estos requisitos para la adjudicación de los servicios de comedor. Las 33 escuelas restantes empezaran al siguiente curso.

Alimentos ecológicos

Los alimentos ecológicos que se introducirán serán 14 entre verduras, féculas, legumbres y frutas. En los desayunos los cereales que se ofrezcan deberán de ser ecológicos. En la comida, durante todo el curso, la cebolla, la zanahoria, los champiñones y el tomate sofrito.

Además, también hay alimentos ecológicos que serán obligatorios dependiendo de los periodos estacionales. De octubre a mayo, los puerros, de octubre a febrero, la calabaza, de noviembre a febrero, las espinacas, en junio y julio el calabacín, y de diciembre a febrero el brócoli.

Los alimentos como las patatas, la pasta, el arroz, los garbanzos, las lentejas, el pan, la manzana, la pera, el plátano, el pollo, la ternera y la leche serán productos que no deberán de ser obligatoriamente ecológicos, pero sí que se tendrá en cuenta su proximidad en el momento de la adjudicación.

Proximidad

Para potenciar la proximidad de los alimentos en los menús se han establecido unos parámetros de puntuación para la licitación de las empresas. Se tendrán en cuenta los centros especiales de trabajo y los centros de inserción, adjudicando más puntuación a las empresas con responsabilidad social.

Además obtendrán más puntuación las empresas que ofrezcan productos con menos kilómetros recorridos entre el punto de procedencia y el centro de Barcelona.

Más allá de la proximidad y de los productos ecológicos, el ayuntamiento tendrá en cuenta la calidad de los productos. Por esto establece que solo se podrá usar aceite de oliva virgen, la verdura fresca, el pan del día, el pescado (rape, bacalao y merluza) congelado y los tomates y las naranjas deberán de estar certificadas como alimentos procedente de producción integrada.

Sin aumento de precio

El presupuesto para poner en marcha estas nuevas medidas será de 15.775.766 euros, y no tendrá un coste adicional para las familias que hagan uso de los comedores escolares de las escuelas infantiles.

Las empresas adjudicadas para subministrar los alimentos tendrán una licitación de 3 años. Pasado este tiempo se volverá a poner a concurso la adjudicación de los comedores infantiles municipales de Barcelona.