Ir a contenido

conferencia en la llotja

Manuel Valls abre la puerta a unos JJOO en Barcelona en el 2032 coincidiendo con el 40 aniversario

El exprimer ministro francés considera necesarios unos nuevos Juegos para que den "otra vez fuerza e ilusión" a la ciudad

Efe / Barcelona

El candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls, este jueves, en una conferencia en el Club Siglo XXI.

El candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls, este jueves, en una conferencia en el Club Siglo XXI. / JAVIER LIZÓN (EFE)

El candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls ha abierto este jueves la puerta a la celebración de unos nuevos Juegos Olímpicos de verano en Barcelona en el 2032 coincidiendo con el cuarenta aniversario de los Juegos de 1992, aunque apoya también la candidatura de invierno del 2030.

Esta ha sido una de las propuestas que ha lanzado el candidato independiente avalado por Ciudadanos durante la conferencia-coloquio que ha pronunciado en la Llotja de Barcelona en el marco de los encuentros que la Cambra de Comerç organiza con los aspirantes al Ayuntamiento de Barcelona. "Barcelona necesita unos Juegos Olímpicos, necesita unos Juegos Olímpicos sostenibles, éticos, con movilización ciudadana y que dé otra vez fuerza e ilusión" a la ciudad, ha afirmado el exprimer ministro francés.

Valls ha recordado que, en estos momentos, ya hay un proyecto de candidatura de Barcelona para los Juegos Olímpicos de invierno del 2030 que sería "muy importante para la ciudad, para Catalunya y para los Pirineos", pero que puede tener en su contra el cambio climático y que el debate "está abierto".

En este contexto, ha defendido "examinar al máximo la posibilidad alternativa" de celebrar unos nuevos Juegos Olímpicos de verano en la capital catalana en el 2032, coincidiendo con el 40 aniversario de los de 1992. Según el candidato, con esta propuesta no se trata solo de rememorar los Juegos del 92, puesto que Barcelona cuenta con los equipamientos necesarios para poder organizar unos nuevos Juegos Olímpicos.

Ha subrayado que, para ello, es necesario el consenso de las tres administraciones, la del Estado, la Generalitat y el ayuntamiento de Barcelona, además de la complicidad del movimiento olímpico para poder presentar una candidatura ganadora y la necesaria estabilidad política. Valls ha concretado que tiene varias citas con el comité olímpico y que, posteriormente, planteará sus propuestas.

Ante estas dos posibilidades, los juegos de invierno o de verano, Valls ha rechazado de plano la celebración de otros eventos como la exposición universal del 2030, como propone el candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni.