EN EL RAVAL

Victoria judicial de los vecinos contra el polémico hotel de Drassanes

El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso de los hoteleros contra la sentencia que invalidaba el plan de usos de Ciutat Vella de Xavier Trias

La alcaldesa Colau se acogió a esa sentencia para negar la licencia del hotel en un solar en el que años atrás había prevista la construcción de vivienda social

Solares en litigio.

Solares en litigio. / JORDI COTRINA

1
Se lee en minutos
Helena López

El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso presentado por la empresa propietaria del solar de Drassanes contra la sentencia que invalidaba el plan de usos de Ciutat Vella impulsado por el anterior equipo de gobierno. La alcaldesa Colau se acogió a esa sentencia para negar la licencia hotelera a los promotores, ya que lo que obligaba al consistorio a dar la licencia era un plan judicialmente invalidado; así que la inadmisión a trámite del recurso sabe a victoria tanto en el equipo de gobierno -que buscó todas las vías legales para parar la construcción del hotel-, como en los vecinos contrarios a la construcción, que fueron los que recurrieron al plan de usos impulsado por Mercè Homs (concejala de Ciutat Vella en la época Trias).  

"Paramos la licencia porque entendíamos que era fruto de un plan de usos que se había hecho justamente para liberalizar los hoteles, un plan de usos que fue judicialmente anulado además, por la falta de participación de la ciudadanía", señala la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, una de las principales opositoras a la construcción junto a la concejala de Urbanismo, Janet Sanz. "Esta nueva decisión judicial nos reafirma en que no se pueden hacer planes de usos sin participación", prosigue Pin convencida de que definitivamente "no habrá licencia de hotel en el solar".

Espacio sensible

Ahora hace justo un año el juzgado de instrucción número 10 de Barcelona determinó que la teniente de alcalde Janet Sanz no cometió prevaricación cuando denegó la licencia para la construcción de dicho hotel. Sanz declaró como investigada por la querella presentada por los promotores del establecimiento, que la acusaban de un presunto delito de prevaricación administrativa por omisión.presunto delito de prevaricación administrativa por omisión.

Noticias relacionadas

El espacio era especialmente sensible en la lucha contra la gentrificación en el castigado distrito, ya que en origen estaba destinado a vivienda social.

El futuro del solar, actualmente en estado de abandono, aún no está claro. Pin explica que procederán a retirar las mesas de pimpón allí instaladas y la propiedad se ha comprometido a cerrarlo mejor.