Ir a contenido

PORT DE BARCELONA

La UPC lleva sus prácticas de Náutica al nuevo Espai Vela de la Nova Bocana

Acogerá actividades con barcos pequeños, con acceso a mar abierto, cursos de marina, supervivencia y astillero

P. C.

Nuevas instalaciones de la Facultat de Nàutica en la Nova Bocana.

Nuevas instalaciones de la Facultat de Nàutica en la Nova Bocana. / ALBERT BERTRAN

La Nova Bocana o nueva zona portuaria ganada a la ciudad -llamada a ser eje de paseo, uso y disfrute de los barceloneses a corto plazo- ha dado hoy lunes un nuevo paso adelante con el estreno de las nuevas instalaciones para realizar prácticas de los estudios de Náutica. La Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) se acerca más al mar, con un espacio con acceso directo -con el agua a tres metros-, tras tres décadas de reivindicaciones al respecto.  

La Facultat de Nàutica se mantiene en el edificio histórico del Pla del Palau, a la espera de cómo se desarrollen los equipamientos previstos en la zona de la Nova Bocana. Pero para estos estudios -que perdieron espacio marítimo con el primer cambio de usos del Port y la transformación del Port Vell- es esencial poder ofrecer en este enclave asignaturas prácticas con embarcaciones pequeñas, actividades de investigación, talleres y cursos de marina, supervivencia o rescate, entre otros. Está concebida también para actividades de docencia  en Tecnologías Marinas, Ingeniería Naval y otras. 

El decano de la facultad, Agustí Marín, ha destacado que las nuevas instalaciones cedidas por el Port y donde han invertido de momento 40.000 euros, se convertirá en centro de transferencia tecnológica con otras universidades. Por sus 250 metros cuadrados pasarán semanalmente una treintena de estudiantes. Incluye un aula, despachos, vestuarios, un muelle con tres puntos de atraque y una explanada para hasta siete embarcaciones. De hecho, el objetivo es incentivar la construcción de embarcaciones, con proyectos como recuperar el 'llaüt' del Delta de l'Ebre.

La presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa, ha apuntado al respecto que la Facultat de Nàutica es un "aliado estratégico" del puerto, y la concesión intensifica el binomio y promoverá el conocimiento. 

El Espai Vela acogerá también la nueva base provincial de la Creu Roja del Mar. En las últimas semanas las zonas de paseo ya han sido conquistadas por los viandantes, mientras que en breve comenzarán a funcionar diversos restaurantes y otros reclamos.