Ir a contenido

La batalla de la capital catalana

Mascarell se integra en la candidatura de Forn a la alcaldía de Barcelona

El todavía delegado del Govern en Madrid se sumará a la lista de JxCat la semana que viene

El exconcejal apuesta por un gobierno "fuerte" que combata el riesgo de decadencia de BCN

Toni Sust

Mascarell, en mayo pasado.

Mascarell, en mayo pasado. / CARLOS MONTAÑÉS

Ferran Mascarell irá en la lista que Junts per Catalunya presentará en Barcelona a las elecciones municipales con Joaquim Forn como alcaldable. Así lo ha anunciado este jueves el todavía delegado del Govern en Madrid, que ha explicado que su incorporación se anunciará la semana que viene.

Mascarell no ha precisado en qué número de la candidatura figurará, y de hecho ha pedido orillar este hecho para centrarse en el proyecto de ciudad que quiere, que, dice, comparte con Forn, al que ha visitado en la cárcel, y con la número dos y probable cabeza de lista efectiva, Elsa Artadi. Forn ha celebrado el anuncio con un mensaje de su cuenta de Twitter.

Probable número cuatro

Que Mascarell se sume a la lista de Junts per Catalunya no es en sí mismo una sorpresa: meses atrás era visto como un potencial alcaldable, y recibía el apoyo de Carles Puigdemont, pero al final el elegido como alcaldable fue Forn. El primer paso para meterse en la carrera de las municipales lo tomó en mayo, cuando postuló una candidatura unitaria del soberanismo. Después de la confirmación de que Forn sería el cabeza de lista, que tuvo su elaboración, y de que Elsa Artadi se presentara esta semana como número dos de la lista y Neus Munté como tercera, lo más probable es que Mascarell ocupe la cuarta plaza, aunque podría invertirla con Munté e ir en la tercera.

En diciembre, Mascarell sorprendió a la concurrencia al anunciar que finalmente se presentaría en solitario a la alcaldía, y lo argumentó advirtiendo de que no quedaba tiempo para tomar decisiones y afrontar el combate contra la pérdida de protagonismo de Barcelona por la falta de apoyo estatal.

Ciudad “regalada”, ciudad “ayudada”

Este jueves, Mascarell ha lamentado que ERC no quisiera sumarse a una lista conjunta y ha apostado por centrarse en cuatro pilares: la vivienda, la seguridad, la movilidad y la lucha contra la precariedad. Ha advertido de que la Barcelona de Ada Colau no ha tenido proyecto y ha subrayado que Madrid es una ciudad “regalada” y Barcelona, una ciudad “luchada”, porque la primera siempre ha recibido el apoyo del Gobierno central, en tanto que la capital catalana se ha ido viendo relegada en cuanto al apoyo que recibe. 

Mascarell no ha querido abordar el posible mapa de pactos que se abre en un escenario en el que se contempla que varias candidaturas tienen opciones de superar los siete u ocho concejales: ERC, Barcelona en Comú, la lista de Manuel Valls. También la de Junts per Catalunya tiene esas opciones, opina Mascarell. Aunque las encuestas le dan cinco ediles, él considera que la lista de Forn puede "ganar cómodamente" las elecciones municipales.