Ir a contenido

cita anual

El festival de cerveza artesana de Barcelona batirá récords esta semana

Un total de 120 surtidores servirán hasta 646 propuestas diferentes tanto locales como internacionales

La organización prevé un incremento del 20% de visitantes tras ampliar la oferta de catas, talleres y charlas

Patricia Castán

Algunos de los surtidores, en el Barcelona Beer Festival del año pasado.

Algunos de los surtidores, en el Barcelona Beer Festival del año pasado.

Cientos de barriles están ya a punto para dejar correr litros y litros de cerveza artesana desde los 120 surtidores que se alinearán en el Barcelona Beer Festival (BBF), la cita de referencia del sector en el sur de Europa, que comenzará este viernes con una edición de récords. Contará con un 33% más de cervezas que hace un año (un total de 646 que corresponden a 314 cerveceras distintas) y espera aglutinar a un 20 por ciento más de asistentes, con un programa ampliado de actividades.

El festival, del 15 al 17 de marzo en La Farga de L'Hospitalet, ya dejó el listón muy alto hace un año, con más de 33.000 asistentes. Un tirón que lleva a sus organizadores a asegurar que con la presencia de 1.500 profesionales cerveceros acreditados de todo los cinco continentes, la ciudad se convertirá en "epicentro mundial de la cerveza artesana por unos días".  La convocatoria, a la postre, se ha convertido también en la gran catapulta para dar a conocer la producción catalana a ultramar y subirla a la primera división.

Más opciones

Si hace un año ya hubo colas para degustar a diestro y siniestro, en esta ocasión las opciones se multiplican, retroalimentadas por colaboraciones con festivales cerveceros de Rusia, Canadá y Finlandia. La iniciativa persigue tanto concitar a los profesionales del sector para compartir novedades y negocio, como acercar estas variedades al gran público.

En este sentido, la consumición es solo la punta del iceberg, ya que permite a los no iniciados hacer casi un máster sobre el origen y elaboración de esta bebida artesana y a los fans del lúpulo profundizar en sus particularidades y nuevos sabores. La carta de actividades incluye un espacio pedagógico sobre su producción y cómo hacerla en casa, así como talleres para difundir esta cultura "para toda la familia", sobre estilos o ingredientes, enfatizan. Amenizado todo ello con música y animación. Debutan también unas estaciones complementarias durante el circuito, sobre arte con latas, pizarra de fotos in situ, juegos...

El montaje se distribuye en tres salas (aula de proyección, de cata y de cocina) e incluye hasta seis propuestas gastronómicas para completar la inmersión. La zona de profesionales pasa de cinco a 35 expositores que presentarán nuevos productos y ofrecerán conferencias, mientras el gran público puede descubrir por primera vez el BBF Discovery, que consiste en una ruta guiada con un informador, donde podrán probar tres cervezas y aprender nociones del asunto.

Como guinda, se volverá a otorgar el premio a la mejor cerveza en tres categorías: por estilos, a la mejor cervecera y la mejor cervecera novel.