Ir a contenido

Un sector en conflicto

Élite Taxi considera el regreso de Cabify a Barcelona un "fraude de ley"

La empresa de VTC cambia de modelo burlando el decreto de la Generalitat

El Periódico

Un vehículo VTC circula por plaza de Catalunya de Barcelona.

Un vehículo VTC circula por plaza de Catalunya de Barcelona. / FERRAN NADEU

Élite Taxi considera que el regreso de Cabify a Barcelona supone un "fraude de ley", ya que la compañía de vehículos de alquiler con conductor (VTC) volverá a operar con un modelo que elude la precontratación de al menos 15 minutos para los viajes que ha decretado la Generalitat.

A partir de ahora, los usuarios de Cabify tendrán que aceptar nuevas condiciones de contratación y, aunque el primer trayecto deberán solicitarlo con 15 minutos de antelación, después podrán pedir todos los servicios que deseen sin necesidad de esperar un tiempo mínimo.

Élite Taxi, el sindicato de taxistas que lideró las protestas para pedir una mayor regulación del sector VTC ante la Generalitat, asegura que con esta estrategia Cabify vuelve a intentar "engañar" a la opinión pública y a la administración catalana.

Su regreso a Barcelona, asegura la entidad que lidera Tito Álvarez, "es un fraude de ley en toda la extensión de la palabra", pues la compañía "burla" la legalidad y "provoca" a las administraciones.

Cabify, al igual que Uber, dejó de operar en Barcelona el pasado 1 de febrero, día en el que entró en vigor el decreto de la Generalitat que obliga a precontratar el servicio de un VTC con una antelación mínima de 15 minutos. 

Temas: Cabify