Ir a contenido

información y sanciones

El Ayuntamiento de Barcelona asegura que se ha reducido en un 44% el número de motos mal aparcadas

El consistorio ha creado 6.866 nuevas plazas para motocicletas y ciclomotores en los últimos cuatro años

Luis Benavides

Motos aparcadas incorrectamente en Ramon y Cajal, por ser una vía de plataforma única con aceras de menos de tres metros, la semana pasada

Motos aparcadas incorrectamente en Ramon y Cajal, por ser una vía de plataforma única con aceras de menos de tres metros, la semana pasada / SILVIA CORTADA BALLUS

Las aceras, para los peatones. Bajo esta premisa el Ayuntamiento de Barcelona lanzó una campaña para fomentar el estacionamiento de motocicletas y ciclomotores en la calzada. Según fuentes municipales, esta acción ha servicio para reducir un 44% el número de motos aparcadas en la acera. En concreto, el consistorio asegura que se ha pasado de 3.717 vehículos durante el inicio de la actuación a 2.088 al final de la misma.

Además de quitar motos de las aceras, desde el 1 de enero ya no se puede, con la ordenanza en la mano, pedalear por el espacio destinado a los peatones. Hacerlo puede conllevar multas de hasta 500 euros, y muchos usuarios y activistas de la bicicleta han criticado esta medida por desproporcionada al tiempo que consideran que se están poniendo palos en las ruedas (nunca mejor dicho) a los ciclistas pero no a los motoristas, que siguen aparcando encima de aceras de menos de tres metrosEl Ayuntamiento responde con el resultado de esta campaña de información y actuación, realizada entre diciembre del 2017 y octubre del 2018 en 60 puntos de la ciudad, y que ha llegado a unos 8.000 motoristas.

Ante una presunta permisividad criticada por algunos ciclistas y peatones, el ayuntamiento sostiene que la campaña se ha realizado en diferentes fases, que van de los avisos a las sanciones. En paralelo, el consistorio ha creado unas 6.866 plazas en los últimos cuatro años, alcanzado un total de 66.256, insuficientes si tenemos en cuenta que solo en el distrito de Gràcia hay registradas unas 30.000 motos. El ayuntamiento es claro en este sentido: la prioridad en el uso del espacio público son los peatones, y las motos que no encuentren plaza en la calzada deberán buscar la en aparcamientos subterráneos. 

Este año el Ayuntamiento tiene previsto lanzar otra campaña con informadores y con acciones pedagógicas que llevarán a 205 establecimientos y 100 equipamientos de la ciudad, en la que también se recordará  cambios implementados en los últimos años para mejorar y hacer más segura la circulación en moto como la pintura antideslizante de los pasos de peatones y la implantación de carriles de velocidad 30, entre otras.

Temas: Motos