Ir a contenido

REIVINDICACIÓN EN CIUTAT VELLA

El vecindario del Raval mantiene el pulso por el nuevo CAP

Una manifestación recorre las calles del barrio para forzar un acuerdo antes de que termine el mandato

El resto de CAP de Barcelona convocan para este viernes un parón simbólico como muestra de apoyo

Helena López

Manifiestación para reivindicar el traslado del CAP a la Misericòrdia. 

Manifiestación para reivindicar el traslado del CAP a la Misericòrdia.  / JORDI COTRINA

La red tejida por los vecinos del Raval para defender la dignificación de su maltrecho CAP es cada día un poco más grande. Más tupida. Este jueves, pese a lo complicado de la fecha, han llenado las calles del barrio para mantener el pulso. Tienen claro que la cuestión tiene que quedar cerrada antes de que termine el mandato. "La manifestación tenía que ser este jueves, el día antes del pleno. Era urgente. Se trata de la salud de un barrio", señala Iñaki García, portavoz de la plataforma vecinal. Este viernes, por primera vez en la historia del Ayuntamiento de Barcelona, un vecino cogerá el micrófono en el pleno municipal para pedir a los distintos grupos municipales, cara a cara, de qué parte están. Estos tendrán tres minutos para responder y, aunque lo que allí se diga no será vinculante, puede ser un punto de inflexión. 

El colectivo ha logrado también la complicidad de los trabajadores del resto de CAP de la ciudad. "En realidad, luchar por el CAP Raval Nord es luchar por toda la atención primaria", subraya García. Así, este viernes, los vecinos que defiendan sus necesidades frente a todos los concejales del ayuntamiento no estarán solos. Contarán con el apoyo simbólico de todos los CAP de la ciudad, que han convocado una parada simbólica de 10 minutos a las 11 de la mañana en muestra de solidaridad

Los vecinos confían en que los grupos municipales se comprometan con una causa que a sus ojos clama al cielo. Y hacerlo en público y en sede oficial siempre parece tener más relevancia que cuando lo hacen en privado, a pie de calle y sin micros. La pregunta exacta que leerán es la que exponían en el manifiesta que llevan semanas moviendo por las redes sociales y sumando cientos de firmas. Que el ayuntamiento revoque la cesión de la capilla de la Misericòrdia al Macba para poder cedérsela al CAP.

"La única opción"

Igual que el gobierno municipal, los vecinos organizados y los trabajadores del centro sanitario insisten en que si se empeñan en que la Misericòrdia es el único lugar en el que construir un nuevo CAP en condiciones en y para el barrio no es por capricho, sino porque así lo ha mantenido siempre el CatSalut "los que saben de estas cosas". "Si finalmente el CatSalut dice que hay otra opción no nos opondremos. Lo que queremos es que el nuevo CAP se empiece a construir ya", concluyen.

El ayuntamiento entregó hace unos días al Macba una serie de propuestas con espacios alternativos para la ampliación del museo. La que tiene más peso es una ampliación del actual Edificio Meier con un edificio de nueva construcción en la zona de acceso a la plaza de Joan Coromines desde la plaza de los Àngels.