Ir a contenido

Barcelona lleva los servicios sociales al juzgado para evitar los desahucios abiertos

Los juezes explican las expulsiones sin fecha porque los moviminetos sociales han impedido la mitad de las ejecuciones

El año pasado, 111 adultos y 82 menores sufrieron desahucios con fecha abierta en Barcelona

El Periodico

Manifestación contra los desahucios por problemas con las hipotecas.

Manifestación contra los desahucios por problemas con las hipotecas. / MIGUEL LORENZO

Los servicios sociales municipales del Ayuntamiento de Barcelona van a integrar-se a trabajar en la Ciutat de la Justicia para coordinar mejor los desahucios que ejecuten los jueces. La medida, aceptada hoy en una reunión en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, se aplicará en cuanto el Departament de Justícia dé el visto bueno. El Ayuntamiento quiere poder cambiar el protocolo existente para trabajar de forma preventiva que paralizen el desahucio, y no ser avisados el mismo día.

Solo el año pasado, los jueces ordenaron 4.880 deshaucios en la ciudad de Barcelona. Sin embargo, el 55% fueron paralizados por movimientos sociales o vecinos. “Estas suspensiones reiteradas motivan los señalamientos con fecha abierta, como un último recurso excepcional”, ha justificado en un comunicado la Comisión Mixta de Seguimiento del Protocolo de Ejecución de Diligencias de Lanzamiento del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. Hace meses que entidades sociales y Ayuntamiento han criticado este tipo de deshaucios, porque dificultan a los Servicios Sociales lograr una alternativa para las familias. Solo este año, hubo 52 familias afectadas por estos desahucios con fecha abierta:111 adultos y 82 menores.

Para dar una respuesta, y mejorar la coordinación con los servicios sociales, la justicia ha propuesto a Barcelona que un grupo de trabajadores sociales trabaje des de la Ciudad de la Justicia. Sin embargo, de momento los altos estamentos judiciales no plantean cambios en el protocolo existente, algo que quiere lograr el ayuntamiento de Colau. La teniente de Derechos Sociales, Laia Ortiz, pide cambios en este texto. “Queremos hacer trabajo preventivo, que nos avisen antes del desahucio, que nos permite acompañar a quien nos necesita”, que ha cifrado en más del triple el coste del realojo cuando se trabaja de forma preventiva. Además, ha dicho, el trance es “menos traumático y doloroso”. 

Temas: Desahucios