Ir a contenido

El plan contra los manteros mantiene vacío el vestíbulo de Rodalies en plaza de Catalunya

La presencia de vigilantes de seguridad, mossos y urbanos deja sin 'top manta' el intercambiador

Óscar Hernández

El vestíbulo de Rodalies, vacío, este martes al mediodía.

El vestíbulo de Rodalies, vacío, este martes al mediodía.

Veinte vigilantes de seguridad, seis guardias urbanos y dos mossos d'esquadra mantienen vacío este martes al mediodía el vestíbulo de la estación de Renfe de la plaza de Catalunya. Los agentes están repartidos en todos los accesos e incluso hay patrullas conjuntas (dos urbanos y dos vigilantes) en los andenes de las líneas 1 y 3 de metro para evitar que los manteros se desplacen de zona. El dispositivo iniciado ayer está dando frutos en sus primeras horas.

Ningún mantero ha acudido esta tarde al vestibulo, algo que no ocurría desde diciembre del 2017. Desde entonces y hasta el pasado domingo se sumaban hasta 120 vendedores con sus respectivas mantas repletas de mercancía en el intercambiador del subsuelo, que da acceso no sólo a los andenes de Rodalies sino también a las líneas 1 y 3 de metro. Los inmigrantes ofrecían sobre todo ropa y calzado de marcas falsificadas y adquiridas en almacenes de Badalona.

Vendedores en Colom

Renfe denunció decenas de veces el riesgo que suponía esa acumulación de manteros para el tránsito de viajeros y también para una hipotética evacuación de emergencia. Ha sido necesario un acuerdo entre Ayuntamiento, Generalitat, Renfe y TMB para solucionar el conflicto.

Hoy la Associació del Mercat de Colom, que une a una quincena de vendedores, ha pedido al ayuntamiento que impida también la presencia de manteros en el entorno del final de la Rambla ya que les provocan pérdidas importantes.