Ir a contenido

Barcelona aprueba cambiar el nombre de la avenida Príncep d'Astúries

El cambio se realizará el próximo 24 de marzo

Ada Colau, en un pleno del Ayuntamiento de Barcelona.

Ada Colau, en un pleno del Ayuntamiento de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado definitivamente el cambio de denominación de la avenida del Príncip d'Astúries, que pasará a llamarse Riera de Cassoles, al no interponerse ninguna alegación a esta modificación, con la que el consistorio pretende "desborbonizar" el nomenclátor de la ciudad.

En un comunicado, el consistorio, liderado por Ada Colau, resalta que el cambio de nombre de la avenida Príncip d'Astúries, impulsado por una iniciativa ciudadana, se hará efectivo en una fiesta que se celebrará el próximo 24 de marzo.

"Eliminar la huella franquista"

Paralelamente, el Ayuntamiento de Barcelona también hará oficial el próximo 17 de marzo el cambio de denominación de la calle Secretari Coloma, impuesto durante el franquismo, para recuperar el el de Pau Alsina, que ya tenía antes de la dictadura en homenaje a un diputado obrero.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha destacado que con el cambio de nombre de ambas calles "Barcelona da un paso más para eliminar la huella franquista y para desborbonizar el nomenclátor de la ciudad".

Ambos cambios han sido promovidos por entidades y plataformas vecinales, fueron aprobados por los distritos municipales, cuentan con el informe favorable de la Ponencia del Nomenclátor -el órgano encargado de la denominación de las calles de Barcelona- y no han contando con ninguna alegación.

Pisarello ha subrayado además de que con estos cambios de nombres se han recuperado denominaciones populares, como Riera de Cassoles -que hacía de frontera natural entre Sant Gervasi y el antiguo municipio de Gracia- y se aumenta la presencia de nombres de calles de tradiciones como la obrera, a través de la figura de Pau Alsina, un dirigente obrero, político republicano y tejedor de velos, que fue diputado en el Congreso entre 1869 y 1871.

Iniciativas anteriores y futuras

No es la primera iniciativa llevada a cabo por el ayuntamiento para "desborbonizar" el nomenclátor de la ciudad. El pasado mes de octubre, se aprobó el cambio de avenida de Borbó por la de Els Quinze, en Nou  Barris. Antes, ya se había recuperado el nombre de Cinc d’Oros para la plaza de Joan Carles I; y solo llegar al consistorio, Ada Colau sustituyó la denominación del salón de plenos de Reina Regent por el de Carles Pi i Sunyer, alcalde republicano de Barcelona.

Con el nuevo nombre de lo que fue avenida del Príncip d’Asturies, solo  quedan por rebautizar: la plaza y avenida de Maria Cristina, el pasaje Isabel, el paseo de Isabel II y el de Joan de Borbó, la calle de Alfons XII, la calle de la Reina Cristina, la calle de la Reina Victòria y el muelle Príncip d’Espanya.