17 feb 2020

Ir a contenido

balance

Chinos, argentinos y rusos lideran el ránking de los extracomunitarios que más gastan en Barcelona

El informe de devoluciones de 'tax free' revela las nacionalidades que cobran protagonismo en el comercio local

Patricia Castán

Turistas asiáticos de compras en el paseo de Gràcia.

Turistas asiáticos de compras en el paseo de Gràcia. / FERRAN NADEU

Se les puede ver guardando una colorida cola en oficinas de Turismo de Barcelona para la devolución de impuestos. Un privilegio que tienen los compradores extranjeros extracomunitarios, ávidos de tiendas 'tax free' donde recuperan parte de su gasto. Lo bueno, apunta Montse Arnau, responsable del programa Barcelona Shopping City, es que "como el reembolso se efectúa en euros, los turistas suelen reinvertirlos en nuevas compras o servicios en lugar de cambiar la moneda por la de sus países".

Esas tasas devueltas se convierten en el mejor barómetro del gasto del turista de países que no son de UE. En general, el 2018 se cerró con un 13,66% más de ese dispendio, un crecimiento similar al de número de cheques y con un 18,4% más de importe reembolsado. No obstante, hay que precisar que año se eliminó el mínimo de compra para la devolución, lo que hace 'tramposa' la evolución de las cifras. 

El balance final del pasado año en Barcelona tuvo dos claros clientes de oro en cuanto a gasto: chinos (cuyo dispendio aumentó un 40,4%) y argentinos (creció un 6,6%), en tercera posición -pero con la mitad de gasto total- figuran los rusos (3,3 millones de gasto), seguidos de cerca por los estadounidenses (que crecen un 44,3% ese año). A continuación, coreanos (a la baja), israelís, brasileños, taiwaneses, ucraineses y colombianos (suben casi un 40%), hasta completar el 'top ten'.

Particularidades

Su forma de comprar también es muy dispar. Mientras el chino puede dejarse una fortuna en una marca de lujo (acarrea encargos de sus compatriotas), el argentino compra muchísimo pero de importes menores y en más tiendas.
En general, octubre (el mejor) y noviembre fueron los meses de más movimiento, lo que constata que el viajero de verano no es el más rentable para la ciudad. Ni Barcelona brilla especialmente en este sentido como destino de compras navideñas. 

Otros ránkings ofrecen distintos matices sobre los perfiles compradores. El de nacionalidades que más compran en volumen -no que más gastan- lo encabezan argentinos, israelís, chinos, rusos y coreanos. 

En cambio, los que más gastan en una misma compra son sorprendentemente los indonesios (con un valor de 954 euros por cheque y creciendo un 32,2%), seguidos de cerca por los viajeros de Hong Kong y China. Y a más distancia por EEUU, Taiwan, Tailandia, Malasia, Emiratos Árabes, Qatar y Japón, según los datos recopilados por Global Blue.
La oficina más activa en estas devoluciones es la de plaza de Catalunya, un punto estratégico desde el que resulta fácil y muy tentador volver a reinventir en poco rato ese dinero recuperado.