Ir a contenido

TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Molins de Rei estrena la primera fotolinera bidireccional pública

La instalación permite almacenar la energía solar para disponer de la misma cuando escasee por motivos climatológicos

Luis Benavides

Un coche eléctrico recarga su batería en una fotolinera bidireccional.

Un coche eléctrico recarga su batería en una fotolinera bidireccional. / AMB

La primera fotolinera bidireccional pública de España está situada en el municipio de Molins de Rei, en la provincia de Barcelona. Exactamente junto al polideportivo municipal. Esta instalación convierte la energía solar en electricidad mediante placas fotovoltaicas colocadas en una pérgola, pero destaca sobre el resto de fotolineras repartidas por la geografía española porque incorpora un componente tecnológico de última generación: un equipo de recarga bidireccional. 

Esta nueva función, también conocida como v2g (vehicle-to-grid), permite almacenar la energía solar mediante baterías para disponer de la misma cuando, por motivos climatológicos, escasee.  Por otra parte, si no hay coches conectados en ese momento o ya están totalmente cargados, la energía se aprovechará en el polideportivo.

 La instalación tiene un componente didáctico: un monitor muestra en tiempo real todos los parámetros de producción y consumo de energía de la fotolinera y que “quiere sensibilizar a la ciudadanía hacia una nueva cultura energética, especialmente a los niños y jóvenes que usan de forma intensiva la instalación del polideportivo municipal”, explican fuentes del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), el ente responsable de la proyección y financión de esta instalación pionera.

El vicepresidente de Medioambiente del AMB, Eloi Badia, ha subrayado esta mañana durante la inauguración de la fotolinera bidireccional la importancia de seguir dando pasos hacia una transición energética y, sobre todo, para “empoderar energéticamente a la ciudadanía”. “Le estamos dotando de herramientas para que tenga un papel clave en el sistema energético y decida en cada momento qué quiere hacer con la energía generada: si la quiere almacenar, vender a la red o utilizarla”, ha explicado.

El alcalde de Molins de Rei, Ramon Sànchez, ha celebrado que con esta fotolinera bidireccional el municipio lidera la generación y uso de energías renovable y agradecido el compromiso del AMB para “mejorar el medio ambiente y, por extensión, la salud de toda la población”.

Aire limpio

Esta fotolinera se suma a las ya ejecutadas y en funcionamiento por el AMB en Gavà, Esplugues de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Sant Andreu de la Barca y Molins de Rei, y a la cubierta solar de la escuela Tiziana de Tiana, que produce energía para el edificio. Según los cálculos del  ente metropolitano, el ahorro de emisiones de CO2 conseguido supera los 5.000 kilos.

En este primer trimestre del 2019, el AMB ha anunciado la instalación de 13 nuevas instalaciones: 7 fotolineras adicionales, dos cubiertas solares en escuelas, dos cubiertas solares en instalaciones deportivas, una cubierta solar en una instalación sanitaria y dos cubiertas solares en edificios polivalentes municipales. La instalación de estos primeros proyectos, calcula el AMB, “equivale a la energía necesaria para abastecer 250 hogares durante un año”.  Estas instalaciones, y muchas otras, hasta 480, aparecen recogidas en el Pla Clima i Energia 2030, la hoja de ruta del AMB para fomentar el uso de energías renovables en los 36 municipios metropolitanos.