El transporte de pasajeros en coches

La victoria del taxi

Los taxistas celebran haber ganado la partida, aunque desconfian de que finalice el conflicto con las VTC

El nuevo reglamento, que puede aumentar a una hora la precontratacuión en la AMB, entrará en vigor en marzo

Taxis en huelga en la Gran Vía de Barcelona. A la derecha, Tito Álvarez.

Taxis en huelga en la Gran Vía de Barcelona. A la derecha, Tito Álvarez. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos

El taxi vuelve a la normalidad o al menos a la tranquilidad. Y lo hace con el gusto de la victoria. Este jueves coincidiendo con el anuncio de la retirada de Uber y Cabify, y la cuenta atrás de la elaboración del reglamento de las VTC que ya prepara el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para proteger a los taxistas, los profesionales consultados se muestran satisfechos, aunque con matices.

Tito Álvarez, portavoz y coordinador de Elite Taxi y uno de los líderes más carismáticos de la revuelta amarilla, ha explicado a este diario: "Estamos satisfechos, aunque a nivel particular no me acabo de fiar. El poder económico de los bufetes de abogados de Uber y Cabify es muy grande, aunque nosotros también tenemos buenos letrados. Creo que, aunque digan que se retiran, impugnarán el reglamento y acabaremos en los juzgados".

Integrarse en la 'flota amarilla'

Álvarez pide, sin embargo, a los centenares de conductores VTC que ahora se quedan sin trabajo "que se saquen el carnet de taxista". "En el taxi tenemos trabajo para todos. A ellos les han engañado y, como defensor de la clase trabajadora, me sabe mal. Que se esfuercen y que hagan el examen de taxista", añade Álvarez, que no es titular de licencia, pero sí conductor de taxi. Y es que hay flotas de taxis en Barcelona que buscan conductores con carnet de taxista, algo para lo que no hace falta pagar los más de 150.000 euros que puede costar una licencia.

La defensa de los puestos de trabajo de los taxistas frente a la aparición de los vehículos de lujo con conductor VTC cuya contratación promueven plataformas como Uber y Cabify ha sido  el motor de las protestas de los taxistas, que perdieron como mínimo un centenar de euros diarios durante la semana que pararon sus coches en la Gran Via. "Pero ha sido una inversión de futuro. Gracias a las movilizaciones podemos estar más tranquilos", afirma Alvarez.

Cosas pendientes

"Ahora todo se pone en orden. Estaba claro que Uber y Cabify habían empezado a hacer de taxis. Con el decreto de la Generalitat y el reglamento que desarrollará la AMB quedan claras las diferencias entre taxis y VTC. Estamos muy contentos", afirma Lluís Berbel, presidente del Sindicat del Taxi (Stac) para quien, pese al reglamento, "aún quedan cosas por hacer". Y cita la puesta en marcha de una aplicación obligatoria para todos los taxis, que permita geolocalizar los coches y facilitar los servicios. "La AMB puede obligar a los taxistas a utilizarla, igual que hizo con el cobro con tarjeta en todos los coches", añade el representante de Stac.

La AMB tiene bastante trabajo pendiente. La aprobación la semana pasada del reglamento de los vehículos VTC por parte de la Conselleria de Territori fijó como principales puntos que los coches de alquiler con conductor deben ser contratados con un mínimo de 15 minutos de antelación y que estos deben volver a su base después de cada servicio, por lo que no pueden coger clientes en la calle como un taxi.

De 15 minutos a una hora antes

Te puede interesar

Esos 15 minutos pueden ser ampliados ahora hasta una hora, según admitió en su día la alcaldesa de Barcelona y presidenta de la AMB, Ada Colau. Y se hará a través de una norma de ámbito metropolitano en la que ya están trabajando una comisión técnica y que se espera llevar al pleno de este ente metropolitano a finales de febrero, después de lo cual habrá 30 días de exposición pública. A finales de marzo entrará en vigor.

Para Maria Teresa Carrillo, gerente del Instituto Metropolitano del Taxi (Imet), organismo autónoma del AMB,  con este nuevo paso "se ha puesto el hilo a la aguja" para solucionar el conflicto. Carrillo cree que todos los servicios especiales de transporte de personas, como los del vehículo de alquiler con conductor, pueden coexistir con el taxi, pero no hacer el mismo tipo de servicios. 

Temas

Taxis