Ir a contenido

MEJORA DE LA TRAMA URBANA

La cobertura de la Ronda de Dalt encara la recta final

En agosto, se inaugurará el nuevo paseo ajardinado de 200 metros de longitud y 3.800 metros cuadrados de superfície

Recreación virtual del nuevo paseo que se urbanizará sobre la cobertura de la Ronda de dalt.

Recreación virtual del nuevo paseo que se urbanizará sobre la cobertura de la Ronda de dalt.

El primer tramo cubierto de la Ronda de Dalt ya tiene fecha de finalización: el próximo agosto. La construcción de la losa de cobertura está llegando a su fin, de manera que en breve empezarán los trabajos de urbanización para crear un paseo (con vegetación, zonas de juegos y descanso) de 200 metros de longitud y 3.800 metros cuadrados de superficie, entre el mercado de la Vall d’Hebron y el Institut Vall d’Hebron, entre los barrios de Sant Genís dels Agudells y la Teixonera. El objetivo es reducir la fractura urbana que supone el paso de la vía y mejorar la calidad de vida del vecindario.

Las obras empezaron en el 2017 con la edificación del muro de soporte de la cobertura, cuando esta esté completada del todo, en breve, se harán los trabajos de las instalaciones (sistemas de comunicación e incendios, cámaras, iluminación...) y paralelamente se irá avanzando en la urbanización, a partir de un proyecto ejecutivo que cuenta con una inversión de 4,96 millones de euros y que es fruto de un proceso de participación ciudadana del cual se recogieron las propuestas de los vecinos sobre cómo querían que fuera este nuevo espacio público.

Tres pérgolas

La intervención incluye la urbanización de la acera lateral mar y del espacio que se generará: 7.519 metros cuadrados para los peatones, de los cuales más de 3.800 se habrán ganado con la cobertura. Así, el paseo central, de 13,6 metros de anchura prevé, en el lado montaña, una franja de vegetación que irá variando de tamaño y un espacio pavimentado peatonal, en el lado mar. Este mantendrá, también, una anchura variable, que en su punto más estrecho medirá 4,8 metros.

El espacio, además, prevé áreas diferenciadas para juegos infantiles. Y frente al mercado de la Vall d’Hebrón-Teixonera, hay una zona diseñada con una anchura mayor para crear un espacio polivalente que permitirá acoger actividades relacionadas con el mercado y otras, como ferias, actos vecinales, culturales, de distrito... El nuevo paseo será biodiverso, y en las zonas ajardinadas se mantendrán los árboles ya existentes al tiempo que se plantarán de nuevos.

El proyecto incluye también tres pérgolas con vegetación que se irán implantando progresivamente y se licitarán a lo largo del año. Una, de 2.000 metros cuadrados y ubicada frente al mercado, acogerá grandes placas fotovoltaicas; las otras dos, de 1.000 metros cuadrados, se repartirán a lo largo del paseo.