Ir a contenido

Crisis en la enseñanza presencial de idiomas

El Institut d'Estudis Nord-Americans dejará de dar clases de inglés

El IEN, con sede en la Via Augusta, se dedicará solo a actividades culturales y de negocios

El cierre dejará sin trabajo a 40 profesores y sin clases a 1.100 alumnos a partir de junio

Óscar Hernández / Alba Jaumandreu

Fachada del Institut dEstudis Nord-Americans, en Via Augusta, 123.

Fachada del Institut dEstudis Nord-Americans, en Via Augusta, 123. / Albert Bertran

El Institut d'Estudis Nord-Americans (IEN), la prestigiosa escuela de inglés de la Via Augusta, dejará de impartir clases a partir de este verano y la fundación que lo dirige se dedicará fundamentalmente a actividades culturales y empresariales, que hasta ahora eran secundarias. El cierre de la escuela afectará directamente a 40 profesores y a los 1.100 alumnos que aún están asistiendo a clase.

Algunos datos demuestran la importancia del cierre del IEN para Barcelona. El flamante centro de Via Augusta, 123, abierto en 1960, ha acogido a casi medio millón de alumnos en todos estos años, con un sistema de educación de idiomas innovador. Pero desde hace un tiempo, la aparicion de muchos centros de idiomas con tarifas más económicas, la mejor formación de inglés en colegios e institutos y el auge de recursos en internet (desde películas subtituladas hasta clases online) han sentenciado al IEN.

Seguir en otros centros

Guillem Iglesias, director del IEN, ha confirmado a este diario el fin de las clases de inglés previsto para el mes de junio. El centro, asegura, buscará soluciones para los actuales profesores y para los alumnos, que podrían continuar su formación en otros centros. "Estas son algunas de las cosas que tenemos que preparar ahora", explica.

En el comunicado enviado ayer por el IEN a sus alumnos, sus responsables justifican así el cese de su actividad principal: "El escenario de la enseñanza de inglés ha cambiado enormemente por una amplia lista de razones, que incluyen la loable mejora de la ofertas académicas del idioma inglés en todas las etapas educativas -desde la enseñanza primaria a la universitaria-, así como la proliferación de nuevas ofertas y posibilidades formativas, muchas de ellas relacionadas con las nuevas tecnologías e internet".

"Lo anterior ha provocado, especialmente durante los últimos años, –añade el comunicado–un cambio radical en el mercado de la formación de inglés del que el IEN no ha quedado exento, y que se ha traducido en una progresiva reducción de la demanda formativa". Aquí entraría la proliferacion de escuelas más económicas de menor formato, e incluso clases de conversación realizadas por particulares en bares y hasta centros cívicos.

Puente cultural y de negocios

La Fundación Privada del IEN intensificará ahora las actividades culturales (hasta la fecha ya organizaba conciertos de música clásica, pases de películas norteamericanas y presentaciones de libros, entre otras) en su auditorio privado. También tiene previsto organizar actividades relacionadas con el mundo de la empresa y los negocios "estableciendo puentes entre núcleos empresariales y norteamericanos".

"El IEN encara una nueva etapa de su historia en la que quiere abrir sus puertas y fomentar una colaboración mucho más intensa con el mundo educativo, cultural, empresarial y social de Catalunya y Norteamérica, para seguir jugando un rol esencial en el fomento y la mejora de las relaciones culturales entre estos dos mundos".

Cierre de la biblioteca

Algunos signos ya marcaron los últimos años el declive del IEN, que se vio obligado a cerrar su biblioteca, que era de referencia para interesados en la cultura estadounidense, y también a alquilar parte de sus instalaciones a la Universitat de Vic. Además, la falta de alumnos en algunos niveles, sobre todo de adultos, obligó a concentrar un mayor número de estudiantes por aula o, por el contrario, a tener tan pocos que hacía inviable algún grupo y horario.

Algunos estudiantes del IEN consultados este mediodía ignoraban totalmente que su escuela de idiomas fuera a cerrar en junio. "Nosotros hemos enviado 19.000 correos electrónicos a alumnos y exalumnos para informarles", aclara el director . 

Buscarse la vida

Esta mañana los alumnos del centro desconocían, aún, la noticia del próximo cierre de la escuela de ingles. Álvaro Oller, con cara de sorprendido, exclama: " ¿Cierran aquí?, ¿Cierra esta escuela? Pues yo queria seguir estudiando aquí, pero si cierran me tendré que buscar la vida".

“¿Cómo puede cerrar una escuela como ésta?”, pregunta Patricia, otra alumna, a la salida del edificio de Via Augusta, 123. "Me tendré que buscar una alternativa porque estudiar inglés es una necesidad para su futuro", añade. 

Un tercer compañero, Javi, explica que ahora  hay pocos alumnos en la escuela.  “No sé dónde vamos a encontrar ahora el prestigio y la gran oferta de clases que tienen”, apunta. Estos compañeros, como otros, lamentan no poder disponer más del IEN donde además de la educacion con profesor en grupos reducidos y todos los niveles, disponían de horarios de mañana y tardes y hasta sábados, así como también la posibilidad de realizar los exámenes oficiales.

El Comité de Empresa del IEN critica "la inacción de la dirección"

El Comité de Empresa del Institut d'Estudis Nord-Americans ha denunciado "la inacción de la actual y la anterior dirección del IEN para salvar la escuela de inglés". "En los últimos años no se ha hecho ninguna inversión sustancial para acometer los cambios necesarios para adaptarnos al nuevo mercado de la enseñanza de idiomas", afirman los trabajadores en un comunicado.

"Como Comité consideramos que una escuela con 1200 alumnos no debería ser inviable económicamente", aseguran. También lamentan "el daño que ocasionará el cierre de la escuela de inglés afectará a cerca de 60 trabajadores y dejará sin clases a muchos alumnos y familias que llevan años confiando en nosotros".

Temas: Inglés