CONFLICTO LABORAL

Los trabajadores del metro de Barcelona convocan huelga durante el Mobile

La asamblea aprueba paros de dos horas por turno durante los cuatro días de la feria de móviles

El amianto y la progresiva automatización, dos de los asuntos que deberán negociarse para evitar el paro

Uno de los convoyes inspeccionados en busca de amianto.

Uno de los convoyes inspeccionados en busca de amianto.

1
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel

El azar ha querido que el final de la huelga de taxistas coincidiera con la convocatoria de cuatro días de paros en el metro de Barcelona. Así lo han decidido los trabajadores del suburbano en asamblea este jueves, en sesión de mañana y tarde. Se hará, para no perder la costumbre, durante el Mobile World Congress, esto es del lunes 25 al jueves 28 de febrero, ambos incluidos. En esta ocasión, sin embargo, los argumentos para la movilización nada tienen que ver con el convenio colectivo, así que la amenaza parece más salvable que en ocasiones anteriores del conflicto laboral en TMB.

Noticias relacionadas

La plantilla de metro la forman cerca de 3.600 personas, pero en la votación a mano alzada no eran más de 500. Ha vencido, con 200 votos, la propuesta planteada por los propios empleados de cruzar los brazos durante dos horas por turno (mañana, tarde y noche). Por detrás ha quedado el plan presentado por el comité de empresa de ir a la huelga cuatro lunes empezando por el 11 de febrero (149 votos). La idea más radical de parar todo el día durante la feria del móvil se ha quedado en 90 brazos alzados. Cuando los representantes de los trabajadores hagan la convocatoria oficial de huelga dará comienzo la tradicional maquinaria negociadora. La empresa echó a finales de octubre a Marc Grau, director de metro, que se había convertido en el Lex Luthor de los empleados. Tomó las riendas Enric Cañas, consejero delegado de TMB, con lo que debería ser él, a no ser que delegue, quien se siente al otro lado de la mesa.

Los puntos a debate son cuatro, empezando por el amianto. Los trabajadores piden mejorar el protocolo sanitario, lo que incluye que la compañía les lave la ropa y que se hagan más revisiones. Exigen que se admita a un compañero cuyo despido un juez ha considerado improcedente. Solicitan que tres compañeros que hacen substituciones en verano sean incluidos en la lista de futuras incorporaciones de TMB. Y reclaman que la progresiva automatización no implique un solo despido del equipo de atención al cliente (1.500 empleados).