Ir a contenido

en solo un mes en vall d'hebron

Resuelta una ola de alunizajes en una pequeña calle de Barcelona

Nueve comercios de la calle del Arquitecte Moragas, en Horta-Guinardó, sufren la rotura de sus escaparates

Los Mossos detienen a un toxicómano reincidente, con delitos violentos, cuya pareja vive en el mismo barrio

Óscar Hernández

Vecinos de Arquitecte Moragas, frente al escaparate de una copistería destrozado dos veces. En el vídeo. la huida del ladrón tras un alunizaje. / MAITE CRUZ (VÍDEO: CEDIDO A EL PERIÓDICO)

Nueve robos con fuerza en comercios en poco más de un mes en una misma pequeña calle de Horta-Guinardó. La calle de los cristales rotos. En todos los robos los escaparates. Han sido destrozados con una barra o empotrando una moto o un coche. Al más puro estilo del llamado alunizaje. Tanto es así que los vecinos de esta discreta calle del Arquitecte Moragas, en la salida de la estación de metro de Mundet, en el barrio Vall d’Hebron, se han acostumbrado a despertarse de madrugada con un estruendo.

El primer robo de esta última oleada de asaltos nocturnos se produjo el 11 de diciembre en La Botiga de Xuxes, en el número 18 de Arquitecte Moragas, un comercio que, pese a no vender artículos costosos, ya había sido robado el 16 y el 30 de octubre. Muy cerca, en el número 26, hay una copistería, tampoco sospechosa de albergar mercancía valiosa, que fue asaltada el 19 de diciembre. El ladrón destrozó el cristal para entrar.

Con un todoterreno

Un nuevo escaparate reforzado con una rígida estructura y otro cristal de seguridad, además de una alarma, no han impedido un nuevo asalto en la copistería. Esta misma semana, el miércoles 16 de enero, el ladrón subió a la ancha acera con un todoterreno robado y, a las dos de la mañana, lo empotró contra el escaparate. Más cristales hechos añicos. "Se llevó la caja registradora. Apareció tirada y vacía a pocos metros y sin los 200 euros que había dentro", explica Joan Badia, copropietario del local..

Y la mala racha sigue en menos de 100 metros de la misma acera. La oficina del administrador de fincas del número 30, también un local comercial, fue robada tres veces, los días 20, 24 y 28 de diciembre. Este último día, el ladrón también empotró el vehículo contra los cristales. Su huida fue captada en vídeo por un vecino, al que despertó también el ruido del alunizaje. “Ahora nos hemos cambiado de local”, explica el administrador, Miguel Luque, que gestiona todo el edificio, donde se ubica, la antigua Vila dels Periodistes de los Juegos Olímpicos, donde hay casi 600 viviendas y que cuenta, curiosamente, con vigilancia nocturna.

A plena luz del día

Ya van seis robos. A muy pocos pasos, en la misma calle, la peluquería Yolanda fue asaltada el 29 de diciembre a plena luz del día. Su propietaria salió a comer  Había un motorista acechando. En cuando ella dio la vuelta a la esquina, el encapuchado rompió el cristal y entró a robar. Sólo un día después, se supone que el mismo ladrón volvió y destrozó de nuevo el escaparate, que había sido ya reparado. Lo hizo de noche. “Una vecina le vio salir cargado con la bolsa de las toallas llena de  secadores y todo lo que pudo cargar”, explica la peluquera Yolanda López.

Ocho robos seguidos en la misma calle y aún queda otro. La cafetería Ilodi, que no da a la calle del Arquitecte Moragas, pero casi, pues se accede ella por esta vía. Está en los bajos del mismo bloque que el resto de comercios robados. Fue asaltada el 21 de diciembre.

¿Una banda perezosa que no amplía su radio de acción? ¿Alguien empecinado en aterrorizar a los comerciantes de esa calle? Al final, el enigma de los cristales rotos o del delincuente de ideas fijas ha sido resuelto por los Mossos d’Esquadra que han logrado detener al presunto autor de estos asaltos peculiares y poco elaborados.

Toxicómano reincidente

Se trata de J. R. M. S., de 37 años y de Barcelona, un toxicómano que había sido detenido 24 veces, algunas por delitos tan graves como un intento de homicidio en Nou Barris, un atentado a la autoridad al intentar atropellar a dos policías y una lista larguísima de robos en tiendas, así como de sustracciones de coches y motos, una de ellas a punta de navaja. Horas después de su último alunizaje en Arquitecte Moragues, el pasado miércoles 16, fue detenido.

Sólo había pasado un mes de la anterior detención. Los investigadores le acusan ahora de 16 nuevos delitos. Entre ellos, los robos con fuerza en las tiendas de la calle de los cristales rotos, varias sustracciones de vehículos y una conducción temeraria. ¿Y por qué actuaba tanto en esa calle? Al parecer, una expareja suya vive muy cerca. Los agentes de la unidad de investigación de la comisaría de Nou Barris entregarán hoy a . R. M. S. al juez de guardia. Punto y final. ¿O seguido?

.