Ir a contenido

iniciativa privada

Barcelona luchará para escalar posiciones en los ránkings de reconocimiento mundial

Empresas e instituciones lideran un proyecto para potenciar puntos débiles, como la pérdida de reputación y la atracción de inversiones tenológicas

El atentado, la crisis política y la turismofobia han afectado a la imagen internacional

Patricia Castán

Panorámica del litoral de Barcelona.

Panorámica del litoral de Barcelona. / FERRAN SENDRA

En lo que va de siglo Barcelona se ha aupado a tantos ránkings internacionales que ya cuesta trabajo conocer sus notas y su posicionamiento real respecto a ciudades competidoras. Distinguir una evaluación global. Y más de uno se preguntará de qué le vale ser tercera en el World's Best City Brands en cuanto a la calidad de su entorno construido o quinta en su lista general, ser la 43ª de 231 en calidad de vida o la 15ª de 86 en interculturalidad. La respuesta es que sirve, y mucho, cuando las empresas han de decidir dónde abrir sedes, invertir en tecnología o enviar empleados a vivir temporalmente. Y para mejorar la clasificación en algunos apartados (como la atracción real en inversiones, sobre todo tecnológicas) a la par que remontar la reputación (no la marca) de la capital catalana, que aún siendo "buena" está "se ha visto afectada en el último año y medio por el atentado, la turismofobia, la inestabilidad política y la seguridad", la iniciativa privada -desde la asociación Barcelona Global-  ha impulsado una iniciativa que potencie su "relevancia".

El plan se divide en dos fases complementarias y no se vincula al turismo ni la atracción de visitantes, si no a la captación de talento, congresos o negocios, entre otros. La primera fase ha consistido en crear una web que recoge su posición en los 45 ránkings más destacados e influyentes del mundo y les otorga una nota ponderada. Así, si uno quiere saber si la ciudad es un buen nido para vivir o en su pulso cultural descubrirá que sí. Pero si está pensando en desarrollar una start up comprobará que es más fácil idearla que lograr crecer con ella en su correspondiente ecosistema.

Barcelona Global junto con la consultora Ideograma han trabajado en ese gran banco de datos (con información muy actualizada, de los dos últimos años), después de constatar la necesidad de esta herramienta pero también de comprobar el retroceso de la ciudad en algunas clasificaciones y esa merma de reputación que se "ha sufrido". Se atribuye a la imagen que a veces se proyecta en cuestiones tan sensibles como la inseguridad y las anteriormente mencionadas, explica el presidente del colectivo, Pau Guardans.

Personal y recursos

La segunda entrega de esta misión es el verdadero reto, ya que consiste en dedicar recursos y personal a cuidar todos esos aspectos que proyectan la ciudad, tanto contactando con las distintas instituciones que analizan las metrópolis, como facilitando datos objetivos a veces poco conocidos o sobre lo que hay desinformación. El proyecto se financia con los propios recursos de esta asociación independiente y sin ánimo de lucro que aglutina a 183 empresas, centros de investigación, escuelas de negocios, emprendedores e instituciones culturales, además de 860 profesionales y una red de socios que trabajan fuera de España y de extranjeros instalados en la urbe.

La entidad no recrimina al ayuntamiento -que el pasado martes presentó un informe propio analizando la marca Barcelona que concluía que la ciudad mantiene su tirón, pese algunos aspectos negativos bastante coincidentes- ni a las distintas administraciones que no tengan un programa público en el mismo sentido. Guardans opina que podría parecer que un alcalde de turno "vende su gestión" a las instituciones. Y prefieren que sea un colectivo plural y autónomo el que realice esa interacción. También trabajarán con clasificaciones en cuyo 'top' no aparece la ciudad. Por ejemplo, el Global Cities of the Future de fDi Intelligence, que analiza la proyección de las ciudades para atraer proyectos futuros de inversión extranjera directa y solo publica las 25 mejores, aunque han podido saber que Barcelona es ahora la 45 de 129. O el European Digital City Index que puntúa las condiciones de las ciudades para startups).

 Según Guardans, que hoy jueves ha presentado el proyecto junto con otros socios, la metrópolis sigue siendo "admirada" pero necesita ser más "relevante". Otro ejemplo, dentro del listado Cultural and Creative Cities Monitor del Joint Reseach Center (de la Comisión Europea): se obtiene la tercera posición entre 21 en el ámbito de la "vibración" cultural y la segunda en ambiente que atrae talento creativo, pero la economía creativa (como estos sectores contribuyen al empleo y la innovación" caen al puesto 16. "No solo vamos a trabajar para que Barcelona sea más atractiva para el talento y la actividad económica, sino para el mundo lo sepa y reconozca", ha insistido.

La otra vía para este fin serán acciones como el London Day (un encuentro durante el primer trimestre del año para explicar Barcelona en Londres) o el International Desk, con viajes de prensa para periodistas internacionales que descubran la ciudad desde distintas perspectivas.

Entre las asignaturas pendientes han incluido el Innovation Cities Index (estudia 500 ciudades con potencial para proyectos innovadores), donde Barcelona es 30ª pero en el 2017 ocupó el puesto 13º. O el Oxford Economics Global Cities 2030 sobre peso económico, donde la capital catalana ocupa la meritoria plaza 69 de 780, pero se prevé que caerá más de 40 posiciones en la próxima década, también perderá peso demográfico en comparación con otras ciudades, hasta quedarse en el puesto 197 si nada cambia. 

Siete ámbitos de chequeo

El examen de los ránkings se ha realizado en siete ámbitos distintos. Como hub tecnológico destaca en el sur de Europa (entre el top 10 en varios listados). En cuanto a calidad de vida urbana, centrada en la habitabilidad, planificación urbana, accesibilidad y seguridad, en general obtiene buenas notas; al igual en que impacto social (sobre todo en lo relacionado con la convivencia con inmigrantes y la tolerancia hacia colectivos como el LGBT).

En el apartado cultural es sexta de 30 en la clasificación que de las 30 mejores ciudades para arte, comida y música (Totally Money). En marca global cabe destacar que en el mencionado índice World's Best City Brands ha escalado 27 posiciones en dos años hasta llegar a la quinta, aunque cabe recordar que en el City Reptrack 2018 sobre reputación cayó del puesto 88º al 15º en un año. Es mejorable el ámbito de atracción de inversiones relacionadas con últimas tecnologías, a la par que el capítulo de inversión en investigación (en el World University Rankings 2019 es quinta, pero por detrás de ciudades consideradas "homólogas", pero en otro que evalúa patentes y oportunidadesd de interacción entre investigadores cae al puesto 30 de entre 44). En materia de economía creativa, además de no generar puestos de trabajo al respecto, se evidencia que tiene pendientes deberes en medio ambiente y sostenibilidad. 

Temas: Empresas