02 abr 2020

Ir a contenido

Una ciudad de acogida

Barcelona acoge a 3.359 inmigrantes del Estrecho en un año

El 90% de los recién llegados permanece unos días en la ciudad y sigue viaje hasta Francia y resto de Europa.

El ayuntamiento aloja a 700 personas, las más vulnerables, en pensiones y albergues

Elisenda Colell

Inmigrantes acabados de llegar a Barcelona, atendidos por la Creu Roja y el ayuntamiento de Barcelona.

Inmigrantes acabados de llegar a Barcelona, atendidos por la Creu Roja y el ayuntamiento de Barcelona. / Ferran Nadeu

Este año el ayuntamiento de Barcelona, con ayuda de la Cruz Roja, ha atendido a 3.359 inmigrantes africanos que han llegado a España cruzando el Estrecho en patera. Entre estas personas se cuentan hombres adultos pero también mujeres embarazadas, niños y personas enfermas. Desde el mes de julio, el consistorio ha habilitado distintos equipamientos, donde han facilitado atención sanitaria, comida, ropa y wifi a estas personas entre otras necesidades básicas.

En 732 casos el consistorio también ha podido ofrecer un alojamiento temporal. "Solo hemos podido darlo a las personas más vulnerables. No hemos llegado a todos los que lo necesitaban, hay personas en la calle", reconoce el teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía, Jaume Asens. 

En julio fue cuando se detectó el mayor número de casos. Al ser rescatados en alta mar, los migrantes aseguraban que tenian familiares en Barcelona. Entonces la Cruz Roja Andaluza, en algunos casos los propios municipios, les ayudaban a llegar hasta aquí en autobús. "No habían recibido ningún tipo de atención médica, algunos nos llegaban con la ropa aún mojada", ha señalado Asens, que ha explicado que a finales de año la coordinación ha mejorado. "Ahora la atención se hace en la costa, y en los centros de estancia temporal se agilizan las comunicaciones con sus familiares que residen aquí", ha precisado. 

Según los datos que maneja la Cruz Roja, solo el 10% de los migrantes que llegan a Barcelona manifiestan que quieren quedarse en Catalunya. La práctica mayoría sigue la ruta migratoria hasta Francia u otros países europeos como Alemania o Dinamarca. 

Factura de 6 millones de euros

El teniente de alcalde ha afirmado que este servicio que ofrece el ayuntamiento, que admite es insuficiente, es competencia del Estado. "Este año hemos gastado 6 millones de euros en este servicio cuando es el Estado quien tiene las competencias en la acogida de migrantes", ha afirmado Asens.

Por un lado, el ayuntamiento pide que el Gobierno de Pedro Sánchez invierta el dinero que recibe de la Unió Europea en acoger a estas personas y no en "actividades opacas". Por el otro, ha insistido en derogar la ley de Extranjería: "Es muy difícil que consigan un permiso de residencia y de trabajo, los estamos obligando a vivir en la calle o de la economía sumergida".

Además, ha habido 1.400 personas más que han llegado a Barcelona desde la frontera sur, pero que han declinado este servicio que les ofrece el ayuntamiento de Barcelona. En algunos casos los familiares que les acogen les han venido a buscar directamente en la estación del autobús. "Estamos hablando de un total de 5.000 personas que han llegado, no podemos hablar de avalancha ni números muy elevados", ha insistido Asens. "El problema es que no hay coordinación, planificación ni ninguna partida extra", lamenta el concejal.