LA AMENAZA TERRORISTA

La policía busca a Brahim L., un conductor de autobuses, por la amenaza en BCN

El Departamento de Estado de EEUU avisa a sus ciudadanos de posibles ataques en La Rambla

Un comunicado interno de los Mossos advierte que un individuo podría planear un atropello masivo

Dispositivo de seguridad antiterrorista de los Mossos d’Esquadra en las Rambles.

Dispositivo de seguridad antiterrorista de los Mossos d’Esquadra en las Rambles. / FERRAN NADEU

4
Se lee en minutos
Guillem Sànchez / J. G. Albalat

Mossos d'Esquadra, Guàrdia Urbana, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía buscan a Brahim Lmidi, un conductor de autobuses de Casablanca que, según la información facilitada por las autoridades estadounidenses, habría planeado cometer un atentado yihadista en Barcelona estás navidades mediante un atropello masivo. Además de las labores de investigación para localizar al sospechoso, del que ni siquiera se sabe con certeza si está en territorio español, se han reforzado las medidas de seguridad en zonas sensibles de la ciudad.

El Departamento de Estado de EEUU pidió este domingo a sus ciudadanos a través de las redes sociales que extremaran la precaución en la zona de La Rambla de Barcelona ante la posibilidad de atentados durante estas fechas navideñas. En su cuenta de Twitter dedicada a difundir advertencias a los pasajeros estadounidenses en el extranjero, la Oficina de Asuntos Consulares, difundieron un apunte en el que llamaron a evitar pasear por esa zona.

Tras estos avisos, este diario indagó para contrastar la información con fuentes policiales que explican que la jefatura de los Mossos, en paralelo al mensaje de EEUU, había elaborado una orden interna, a cuyo contenido tuvo acceso EL PERIÓDICO, que señala la posibilidad de que un individuo, nacido en Casablanca (Marruecos), intente cometer un "atropello con autocar o similar" en la capital catalana, aunque no precisa el eventual objetivo ni la zona. El atentado estaría previsto para el próximo martes 25 de diciembre, día de Navidad. Según las mismas fuentes, la policía catalana da una credibilidad "media" a esta información.

La alerta terrorista se mantiene

Fuentes de Interior aseguran que la alerta terrorista se mantiene en el nivel de 4 sobre 5 y afirman que se ha mejorado la coordinación de los Mossos con otros cuerpos policiales con su entrada en el CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado). Tras el atentado yihadista del 17 de agosto del año pasado en La Rambla, se instalaron bolardos en los accesos, elementos arquitectónicos y maceteros en diciembre del 2017 para prevenir posibles ataques. También se reforzó la seguridad en otros puntos de la atracción turística como las inmediaciones del templo de la Sagrada Familia, en los que incluso se optó por agrandar la zona de peatones para dificultar el acceso de los vehículos.

La comunicación interna de los Mossos ha sido enviada a todas las Áreas Básicas Policiales (ABP) del cuerpo catalán y a la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), que a su vez ha enviado -a partir de la información- un mensaje a sus comisarías. Las medidas de prevención comienzan a partir de este lunes a primera hora de la mañana para proteger la ciudad de un terrorista solitario, que podría cometer un atentado el próximo martes. Eso sí, el citado individuo, según la información recabada por la policía catalana, tiene "todos los permisos de conducir" por lo que, a su entender, podría utilizar medios de transporte de todo tipo, como autobuses, autocares o minibuses para perpetrar su acción.

Vigilancia de zonas muy tansitadas

Es por ello que la policía de la Generalitat y la municipal de Barcelona han establecido que debe extremarse las medidas de seguridad, no sólo de autoprotección de los agentes, sino también en las comisarías. Fija asimismo que como prevención se "mantenga una actitud de vigilancia permanente" y aumentar el control especialmente a aquellos lugares donde se producen concentraciones importantes de personas o haya un elevado tránsito de peatones.

Ante el posible riesgo de que el atentado pueda realizarse con un autobús o autocar, la policía catalana también tiene previsto controlar este tipo de vehículos en el centro de Barcelona. Esta será una misión complicada por la visita de numerosos turistas extranjeros que, en algunos casos, viajan en autocares. En el caso de que se tenga que cortar una calle, se recomienda el uso de los coches patrullas como obstáculos. La Unidad de Información y Documentación de los Mossos es la encargada de hacer un seguimiento contínuo de la información que pueda surgir y de las incidencias sospechoas que sean comunicadas por los agentes.

Las fuentes consultadas aseguran que el Grupo Especial de Intervención de los Mossos (GEI), la unidad de élite de la policía catalana, está activado para poder actuar de forma rápida si se considerara necesario. El operativo de prevención de los Mossos comenzará este lunes y se mantendrá activo hasta que resulte posible desactivar la alarma.

Aviso a los ciudadanos de EEUU

"Extremen la precaución alrededor de las áreas con movimiento de vehículos, incluidos autobuses, en el área de La Rambla de Barcelona durante las Navidades y el Año Nuevo. Los terroristas pueden atacar sin apenas aviso, o sin aviso, teniendo como objetivos localizaciones turísticas, centros de transporte y otras zonas públicas", publicó la Administración de Estados Unidos.

En una circular más extensa, los americanos aconsejaron a los turistas estar atentos especialmente en grandes aglomeraciones como eventos o festivales que se celebran durante estas fechas, "mantenerse en estado de alerta en espacios públicos -como iglesias, atracciones turísticas, escuelas, hospitales y transporte tanto público como privado-". Y pidieron que sigan las instrucciones de la policía y las autoridades gubernamentales.

Noticias relacionadas

La información que usa el Departamento de Estado estadounidense para formular los consejos a sus connacionales se basa, según ha explicado un portavoz oficial a Idoya Noain, “en una serie de fuentes, ya sean directamente del propio Gobierno de los EEUU o bien sean evaluaciones que realizan las embajadas”, como sería el caso de la alerta navideña en la capital catalana.

Las embajadas de ParísLondres Berlín también notificaron a sus ciudadanos que debían extremar las precauciones ante la amenaza de posibles atentos aunque no detallaron ciudades u otras ubicaciones concretas.