Ir a contenido

PROTESTA CON DETENIDOS

Colau pide testimonios de la muerte de una perra a manos de la Guardia Urbana

Cinco detenidos en una protesta por el disparo a Sota en la que se volcaron contenedores en plaza de Espanya

La alcaldesa explica que se ha contratado a una veterinaria independiente para la necropsia del animal

Toni Sust

Multitudinaria protesta convocada por SOS ANIMALS MARESME. / ATLAS VÍDEO

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reclama la colaboración de la ciudadanía para conocer qué le sucedió exactamente a la perra Sotaque murió de un tiro disparado por un agente de la Guardia Urbana el pasado 18 de diciembre. Según los agentes que intervinieron en el caso, el animal mordió al agente, que lo mató para frenar la agresión. Una vez disparó, el sintecho con el que estaba Sota, al que los policías reclamaban que la tuviera atada, golpeó al urbano con un monopatín. Según otros testigos que corren por las redes sociales, el perro no llegó a morder a nadie.

En una entrada en Facebook, Colau pidió este sábado por la noche que los posibles testigos de lo sucedido se pongan en contacto con el consistorio para aportar datos a la investigación abierta por el caso, que poco antes de que la alcaldesa escribiera el mensaje, dio pie a una manifestación de protesta en la plaza de Sant Jaume en la que participaron 3.500 personas. Toni Solano, presidente de SOS Animals Maresme, entidad organizadora de la protesta, acusó a Colau de haber convertido Barcelona “en un infierno para los animales”. “Necesitamos pruebas documentales y testigos que hayan presenciado el hecho y estén dispuestos a declarar”, escribió la alcaldesa.

La buena gente

“Para toda la buena gente que me interpela consternada por la muerte de Sota. Lo diré tantas veces como sea necesario: ha sido un hecho horrible. Nos ha dejado imágenes de una tristeza infinita. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para esclarecer qué ocurrió en una investigación que sigue abierta”, añadió Colau, que advirtió que no sirve el supuesto testimonio “que relata haber presenciado lo ocurrido y que circula por las redes sociales. Quienes hayan presenciado in situ lo ocurrido deben ponerse en contacto con el Ayuntamiento, a través del mail atencio_ciutadana@bcn.cat o si lo prefiere interponer denuncia directamente en el juzgado”.

“No sólo hay que saber qué pasó y cómo, sino evitar que vuelva a suceder en el futuro, mejorando los protocolos de actuación que haga falta. Para este último punto ya hemos realizado una primera reunión con las entidades que defienden los derechos de los animales y hemos acordado ponernos a trabajar de inmediato”, añadió. La alcaldesa precisó que la investigación la está realizando la UDAI, “una unidad que se creó en 2016 para llevar a cabo este tipo de investigaciones”. E informa de que se ha procedido a contactar a “una veterinaria independiente” para que haga la necropsia (autopsia animal) de Sota.

“Como alcaldesa yo no puedo especular ni prejuzgar en base a imágenes o mensajes que circulan por las redes. Hay que esclarecer primero lo que ocurrió, con pruebas sobre la mesa, y según cuál sea la verdad, tomar las medidas pertinentes. Así lo vamos a hacer”, anunció.

Disturbios por Sota

La muerte de Sota no sólo provocó la manifestación de la plaza de Sant Jaume. También hubo otra junto a la plaza de Espanya, en la Gran Via, donde la perra falleció. Empezó a las 19.00 y unos 200 concentrados cortaron la calle. A las 22.00 quedaba una treintena de personas que, según los mossos, empezaron a volcar contenedores y quemaron uno de ellos. Los agentes cargaron contra los manifestantes y hubo cinco detenidos, informa Efe. 

El caso ha generado un debate en las redes, en las que muchos exigen #justiciaparasota, y en las que incluso se divulga, fotos del agente que disparó a Sota.