19 sep 2020

Ir a contenido

PRECIOS

Barcelona logra un acuerdo con Agbar para congelar las tarifas del agua

Los precios no aumentarán en el 2019 y las dos partes mantienen conversaciones para recortarlas o mantenerlas "estables" en los próximos años

El Periódico

El Museu Agbar de les Aigües de Cornellà se une a la Noche de los Museos de Barcelona

El Museu Agbar de les Aigües de Cornellà se une a la Noche de los Museos de Barcelona / Museu Agbar

El Àrea Metropolitana de Barcelona y Aigües de Barcelona han llegado a un hoy a un acuerdo sobre la congelación de las tarifas del agua en el área de Barcelona en el 2019. Según el vicepresidente de la AMB y concejal del Ayuntamiento de Barcelona Eloi Badia, las conversaciones entre la autoridad metropolitana y la empresa incluyen también el compromiso de que la empresa presente en enero una propuesta de nueva tarificación a aplicar a partir en el 2020, en el primer año del próximo acuerdo marco de cuatro años ampliables a cinco que sustituya al actual 2014-2018, que suponga un descenso del precio del agua para los usuarios. Por parte de Aigües de Barcelona se considera "muy positivo" el acuerdo y el hecho de que "estén en buen camino" las conversaciones de ambas partes sobre el futuro acuerdo marco, aunque se señala que el compromiso es de momento que se pacte "una fórmula que permita que en el conjunto de los próximos cinco años las tarifas sean estables", sin aumentos ni recortes bruscos.

El pasado mes de noviembre, el pleno de la AMB rechazó la propuesta de Agbar de aumentar las tarifas del agua en el área metropolitana en un 4,18% en el 2019 y se rompieron las reuniones de la comisión de trabajo para renovar el acuerdo marco del suministro metropolitano del agua. Y en el pleno del Consell Metropolità de diciembre, este tumbó también las alegaciones contra este rechazo del aumento planteadas por el PDECat y Ciutadans. Fueron los dos últimos episodios de un desencuentro entre la AMB, el Ayuntamiento de Barcelona y Agbar, socia mayoritaria de Aigües de Barcelona, que ha incluido querellas y contenciosos administrativos contra la Administración y expedientes sancionadores y denuncias sobre la imputación de costes indebidos y infravaloración de los ingresos por parte de la empresa desde el Ayuntamiento de Barcelona, con la frustrada consulta sobre la municipalización del servicio como trasfondo. Y el segundo caso en que se consigue una congelación de tarifas en lugar de un incremento, después de que Ada Colau forzase el mantenimiento de los precios del transporte público en lugar del incremento del 2% que proyectaba la Generalitat.

Acuerdo tarifario sin recursos

En este marco, el acuerdo tarifario de hoy aparece como una tregua, en la que Aigües de Barcelona ha asumido la congelación tarifaria reclamada por la Administración sin llevar el conflicto por la vía contenciosa, que Badia atribuye a la combativa actitud sostenida por el Ayuntamiento frente a la empresa gestora y a su negativa tajante al aumento de precios propuesto.  Desde fuentes de Agbar se recuerda que la subida del 4,18 propuesta para el 2019 suponía solamente un incremento de 30 céntimos al mes en el recibo de los usuarios.  

Según Badia, tras un aumento del precio del agua del 85% durante la década 2005-2015, en el actual mandato municipal se han producido recortes de tarifas del 2,4% y del 1,6%, seguidos de la congelación del 2019. 

Aigües de Barcelona, que gestiona el agua de 23 de los 36 municipios que componen el Àrea Metropolitana de Barcelona, está participada en un 70% por Agbar, en un 15% por el hólding empresarial de La Caixa y en otro 15% por la AMB.