23 feb 2020

Ir a contenido

datos trimestrales

Los alquileres se disparan en los barrios históricamente baratos de Barcelona, pese a su menor demanda

Los nuevos contratos ya están por encima de mil euros en el 20% de zonas y solo otras tantas están po debajo de los 700

El Eixample, a 1.049€ mensuales de media, copa una de cada cuatro búsquedas online en la ciudad

Patricia Castán

El brutal aumento de los precios de alquiler en Barcelona de los últimos tres años ha hecho que algo más de una quinta parte de los 73 barrios de la ciudad ya estén por encima de los mil euros mensuales, mientras que solo en otra quincena es posible encontrar vivienda por debajo de los 700 euros. Los últimos datos (tercer trimestre) de la Generalitat a partir de las fianzas de nuevos contratos depositadas en el Incasol muestran cómo la mayoría de barrios aún cabalgan hacia. En ese marco prohibitivo para los bolsillos de muchos barceloneses es significativo el empeño de la mayoría en buscar vivienda en los distritos más cotizados, mientras que los de la franja baja siguen suscitando poco interés. Una de cada cuatro personas busca online su futuro piso en el Eixample (a 1.049 euros mensuales de media), mientras que solo un 3% lo hacen en Nou Barris (680 euros), según datos de idealista.com.

Los estudios de los grandes portales inmobiliarios hablan de tendencia a la estabilidad o ligero descenso en diversos distritos desde hace más de un año, en base a los precios anunciados. En la práctica, las cifras oficiales con las que se cierran los contratos reflejan que en el tercer trimestre del 2018 los precios solo han retrocedido interanualmente en uno de cada cinco barrios, hasta alcanzar en una media de 948 euros mensuales en la capital catalana, como ya informó este diario el 10 de diciembre.

Acelerón

La evolución, en el caso de la serie de datos acumulados muestras crecimientos anuales muy altos en las zonas más económicas, como Vallbona (28,8%), Baró de Viver (25,2%), Trinitat Vella (18,8%), Torre Baró (17,1%), la Sagrera, Roquetes o Ciutat Meridiana. En cifras absolutas, y apuntando solo al crecimiento del tercer trimestre hay zonas disparadas en tres meses, como Canyelles, que sube un 7,5%, Roquetes (9,8%), Besòs-Maresme (7,1%), Verneda i La Pau (6,2)%. 

Las viviendas más económicas del momento se sitúan en Torre Baró y Ciutat Meridiana (donde la media ronda los 500 euros). Por unos 600 euros se puede alquilar vivienda, por ejemplo, en Vallbona, Trinitat Nova, Trinitat Vella o Verdun; mientras que entre esa cifra y 700 el radio se amplía a El Carmel, Sant Genís dels Agudells, la Prosperitat, el Turó de la Peira o el Bon Pastor. No obstante, los datos de idealista.com, el mayor portal de alquileres, muestran cómo solo un 3% de búsquedas se hacen en Nou Barris, mientras que el 3,9% se hacen en Sant Andreu y el 6,2% en Horta-Guinardó, los tres distritos en promedio más asequibles.

En el otro extremo, por encima de los mil euros mensuales -amén de barrios caros como toda la zona alta, el centro del Eixample o la Vila Olímpica que ya hace tiempo cruzaron este umbral-, como novedad reciente se sitúan el Gòtic (que baja suavemente), la Nova Esquerra del Eixample, la Maternitat i Sant Ramon o el Poblenou, entre otros. Un precio alentado por la presión de la demanda, visto que el Eixample -el mayor distrito y con más oferta- copa el 23,5% de búsquedas online; Ciutat Vella, el 16,5%; y Sarrià-Sant Gervasi, el 13,2%.

Sant Antoni y Barceloneta

El precio todavía no es un argumento suficiente «para la mudanza de barrio hacia la periferia», coinciden algunas fuentes del sector, que apuntan a los prejuicios de muchos ciudadanos, anque se trate de zonas bien conectadas en metro. Y un dato sobre barrios de moda: la Barceloneta por fin frena su ascenso, mientras que Sant Antoni se eleva un 6,5% en los últimos tres meses.

Agencia inmobiliaria en Barcelona.

Agencia inmobiliaria en Barcelona. / JOAN CORTADELLAS