Ir a contenido

política municipal

Collboni propone construir 2.000 sobreáticos para jóvenes cada mandato en Barcelona

El candidato socialista a la alcaldía sugiere acuerdos con las comunidades a cambio de rehabilitar las fincas

El Periódico

El concejal del PSC Jaume Collboni, en una imagen de archivo

El concejal del PSC Jaume Collboni, en una imagen de archivo / BERNAT VILARÓ (ACN)

El candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, ha propuesto hoy construir 2.000 sobreáticos de protección oficial para jóvenes en las terrazas comunitarias de Barcelona.

Collboni ha hecho esta propuesta en el marco de la jornada 'Propuestas para una nueva política de vivienda en Barcelona' organizada por el grupo municipal socialista, en la que han participado el secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Pedro Saura, así como la presidenta del Observatorio Metropolitano de la Vivienda de Barcelona, Carme Trilla.

El PSC ha planteado ampliar la edificabilidad de la ciudad gracias a acuerdos con las comunidades de propietarios para construir viviendas para jóvenes en las azoteas, a cambio de rehabilitar las fincas. Según Collboni, la medida permitiría aumentar el parque de viviendas púbicas para jóvenes, mejorar la accesibilidad y eficacia energética de los edificios de la ciudad, y generar actividad económica y puestos de trabajo en el sector de la construcción y la rehabilitación.

Distintas herramientas

Sin renunciar a los instrumentos convencionales de construcción de vivienda protegida, el concejal socialista propone generar el derecho de disponer de una planta más de propiedad pública en los edificios que no superen la edificabilidad permitida. "Hay posibilidades para innovar y el PSC lo hace con los sobreáticos. En Barcelona tenemos 18 millones de metros cuadrados cubiertos, así que queremos aprovechar estos espacios y ofrecer la construcción de vivienda dotacional".

Collboni ha anunciado que se podrían hacer 18.000 viviendas en sobreáticos, 2.000 viviendas por mandato, aparte de 20.000 pisos más a través de la construcción convencional.

En su opinión, "la emergencia habitacional y la expulsión de una generación entera de jóvenes trabajadores de la ciudad obligan a innovar", ya que "el gobierno de Colau se ha lanzado a la desesperada a tirar adelante medidas sin suficiente consenso y que no eran centrales en el Plan para el derecho de la vivienda 2016-2021, a la que dio apoyo el PSC".