Ir a contenido

Chequeo bianual a la costa urbana

Las playas de Barcelona registran un millón menos de usuarios que hace dos veranos

La afluencia al litoral cae de los 4.739.271 bañistas del 2016 a los 3.844.029 de este año a causa de la lluvia

Óscar Hernández

La playa de Llevant, en Barcelona.

La playa de Llevant, en Barcelona. / ÁLVARO MONGE

El número de uaarios en las playas de Barcelona ha caído en casi un millón de personas en solo dos años (de 4.739.271 hace dos veranos a 3.844.029 el de este año) a causa del incremento de las lluvias, según el informe bianual sobre el litoral urbano que realiza el ayuntamiento de Barcelona y cuyo contenido se ha divulgado hoy.

El estudio, que en la parte meterológica se basa en datos del Observatori Fabra,  afirma que este último verano "el choque entre las masas de aire caliente y los frentes de aire frío han desencadenado episodios de lluvia intensa". De hecho, de mayo a septiembre pasados llovió dos de cada cinco días (55 días de lluvia en total, lo que supone el 40% de los dias).

Mejora de accesos

Según el ayuntamiento, pese al descenso de usuarios, "las playas de Barcelona se consolidan como uno de los patrimonios naturales más grandes y atractivos de la ciudad con un número de usuarios que presenta una tendencia al alza". El informe del Programa de Acción de Playas confirma que se han conseguido  redistribuir los usuarios de las playas por todo el litoral urbano para evitar su saturación.

Estas medidas han sido, sobre todo, la mejora de la movilidad hacia las playas, con la prolongación de las líneas de autobús V25 y V23 hasta la Mar Bella y la conexión de la Barceloneta con la V19. Además, se ha mejorado el acceso d elas bocicletas con nuevos carriles bici en el paseo de Taulat, la calle de Sardenya y el eje Navàs. También se ha ampliado la superficie de los bañistas reduciendo algunos servicios en la arena.

Buena calidad del agua

Otro de los factores importantes que aborda el Programma de Acción de Playas es el control medioambiental tanto del agua como de la arena durante la temporada de baño. La Agència Catalana de l'Aigua (ACA) y la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB) se encarga de los análisis segñun los criterios de una directiva europea.

Del total de 207 muestras regidas este verano por la ACA y la ASPB , 178 dieron un resultado excelente (86%), y 14, bueno (7%). Solo 15 muestras dierpon un resultado insuficiente. Durante todo el verano también se registró un incremento de un 30% de las banderas amarillas, pero no por la mala calidad del agua, precisa el ayuntamiento, sino por el mal estado de la mar.

120.000 vasos menos

Han disminuido ligeramente los residuos recogidos en la zona de la arena. En el verano del 2017 los servicios de limpieza retiraron 863.630 kilos de basura, casi una tercera parte de ellos tirados directamente a la arena (el resto en las papeleras normales y de envases). Este verano, la cifra ha sido de 855.660 kilos, lo que confirma la tendencia a la baja d elos últimos años. Ahora cada usaurio deja en la playa 0,22 kilos de residuos, un 16% menos que hace dos veranos.

El ayuntamiento recuerda que este pasado verano era obligatorio el uso de los vasos reutilizables en todos los chiringuitos de las playas barcelonesas, "lo que ha supuesto un ahorro de 120.000 vasos de usar y tirar que no han acabado en la basura". Esta iniciativa ha supuesto la concesión de un premio al ayuntamiento.

Una tercera parte de desaparecidos

Capítulo aparte, pero no menos importante, es la asistencia sanitaria a los cuatro millones de bañistas que disfrutan de las playas en verano. El servicio de socorrismo y salvamento atendió este pasado verano a 3.977 personas, de las que 101 tuvieron que ser trasladadas a un hospital. En el 2017 fueron 3.241 y 82, respectivamente.

El rescate de personas en el agua ha disminuido (45 este año, 55 el anterior) al igual que las personas desaparecidas –la mayoria niños–, que han pasado de 161 en el verano del 2017 a solo 55 en el de este año.

Buena nota a la playa para perros

Un decreto de la alcaldesa Ada Colau aprobó el pasado 6 de julio una zona para perros en la playa de Llevant. Se trata de un área delimitada de 1.250 metros cuadrados que este año ha sido utilizada por 11.000 perros, según el informe municipal, con una afluencia diaria de 201 usuarios, ligeramente superor a la del año anterior (194). Curiosamente, solo el 66% delos usuarios son de Barcelona (el 34% restante viene de otros municipios). El informe destaca la nota "muy positiva", un 7,4, que dan los ciudadanos a esta playa canina. 

Temas: Playas