Ir a contenido

POLÉMICA

Cultura discrepa de Salut y asegura que el CAP Raval Nord no necesita la Capella de la Misericòrdia

Según el departamento de Laura Borràs, es posible ampliar el actual ambulatorio con un anexo y no es necesario utilizar el espacio con el que cuenta el Macba

Ernest Alós

Instalaciones del CAP Raval Nord en julio pasado.

Instalaciones del CAP Raval Nord en julio pasado. / ALBERT BERTRAN

El Departament de Cultura, dirigido por la 'consellera' Laura Borràs, ha decidido hacer públicas sus discrepancias con el Departament de Salut sobre el futuro del CAP Raval Nord. Si el viernes el CatSalut anunciaba que la única alternativa técnicamente posible para dignificar las condiciones del ambulatorio, descartadas ocho opciones distintas, era levantar un nuevo edificio en el solar ocupado por la Capella de la Misericòrdia con el que cuenta el Macba para su ampliación, después de todo un día de silencio Cultura se descolgó pasada la medianoche con una nota en que discrepa del CatSalut y asegura que dispone de informes que demuestran que el CAP Raval puede ampliarse con un anexo.

El Ayuntamiento de Barcelona (aunque necesita para refrendar su posición la mayoría de votos en el pleno) mostró su apoyo a la decisión de Salut Departament de Salut se mostró decidido a revertir la cesión de la capilla al museo y favorable a que este amplíe sus instalaciones en el edificio que dejará libre el equipamiento sanitario cuando se traslade. 

En su nota, Cultura sostiene que sigue comprometida en facilitar la ampliación del Macba, que sostiene que no se ha realizado "por la aplicación del artículo 155", así como la reforma del CAP Raval Nord. El departamento reprocha al Ayuntamiento de Barcelona que aprobó la cesión de la capilla, por lo que se incluyó en el plan estratégico del 2017, y le culpa de haber ofrecido este espacio en junio del 2018 al Departament de Salut, lo que "ha generado el actual problema".

 Aunque los arquitectos del CatSalut fueron tajantes el viernes al afirmar que ninguna de las alternativas estudiadas era viable, Cultura respondió que la "opción de reformar y ampliar el CAP Raval Nord con un edificio anexo de nueva planta" consta con un estudio que "constata la viabilidad del proyecto" si se realiza una modificación del planeamiento que "el Ayuntamiento acepta" y si Fecsa-Endesa lo considera compatible con la presencia de un transformador, circunstancia que según Cultura también se da. 

Si Salut planteó que ya dispone de los 7 millones de euros necesarios para iniciar la obra, en su nota Cultura responde que el Ministerio de Cultura se ha comprometido a "hacer efectiva una parte de la inversión", por valor de tres millones de euros, y la Fundació Macba dispone de los 700.000 euros para desarrollar el proyecto ejecutivo.