Ir a contenido

Plan municipal contra la desigualdad

El ayuntamiento de Barcelona ofrece dentista gratis a personas vulnerables

El servicio prevé atender a 4.000 personas cada año con una renta inferior a 529 euros

El Periódico

Una dentista atiende a un paciente en la nueva consulta municipal de odontología de la calle de Viladonat, ayer.

Una dentista atiende a un paciente en la nueva consulta municipal de odontología de la calle de Viladonat, ayer. / ACN / Laura Fígols

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha un nuevo servicio de odontología gratuito para personas en situación de vulnerabilidad que prevé realizar más de 6.000 visitas al año. Este nuevo servicio de odontología va dirigido a personas adultas e incluirán en primera instancia el tratamiento de caries, prótesis, férulas de descarga e higienes dentales complementarias.

Las visitas se realizarán en las oficinas de la extinta mutua municipal Pamem, rebautizadas como Barcelona Serveis de Salut, en el 127 de la calle de Viladomat, y se incluyen dentro de una estrategia más amplia del Ayuntamiento mediante la que se que pretende acoger en el futuro un servicio de medicina deportiva para personas en riesgo de exclusión social.

Contra las desigualdades

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha presentado el servicio como una "iniciativa diseñada para luchar contra las desigualdades" y ha explicado la voluntad del Ayuntamiento de hacer que "las oportunidades que se generan en la ciudad sean iguales para todas las personas, independientemente de dónde viven o de su renda".

Los servicios incluidos dentro de Barcelona Serveis de Salut tienen que ver con patologías no cubiertas por el sistema sanitario público pero que, sin embargo, consideran que pueden aminorar la calidad de vida de los pacientes.

El sistema público de salud únicamente cubre las extracciones de piezas dentales para adultos y niños, lo que obliga a utilizar la oferta privada cuando se necesitan otros tratamientos y que, según Colau, supone "una barrera de acceso para la población con menos recursos".

267 visitas en cuatro meses

Desde su puesta en marcha, hace cuatro meses, este servicio de odontología municipal ha hecho 267 visitas a 116 pacientes diferentes y ha practicado un total de 165 obturaciones, 82 servicios de higiene y ha colocado 15 prótesis.

El Ayuntamiento ha calculado que el nuevo servicio atenderá 4.000 visitas y realizará 2.000 tratamientos cada año, además de unas 2.300 higienes dentales, lo que se traduce en una cobertura de 45 horas semanales de servicio de odontología y en 25 horas más de higienista, cargo de profesionales del Consorci de Salut de Catalunya.

El coste de este personal sanitario y material se sitúa por encima de los 370.000 euros al año, sin contar el coste de personal municipal del Pamem, encargado de la recepción y coordinación de todos los servicios que se instalen en el edificio, que también acoge un servicio de podología y prevé un servicio de medicina deportiva, un espacio de información para personas cuidadoras y familiares, entre otros.

Pocas visitas al dentista

El Instituto Municipal se Servicios Sociales (IMSS) ya destinó más de 250.000 euros en 2017 a cubrir gastos de odontología y ortodoncia en personas que no pueden cubrir estas necesidades por sus propios medios, y la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, ha dicho que los usuarios deben ser derivados por servicios sociales, una renta inferior a 529 euros y prescripción médica en la red pública.

La última encuesta de Salud de Barcelona apunta que el 59,2% de la población de la ciudad no ha visitado el dentista en el último año, frente al 40,8% que sí lo ha hecho, y, en función de la renta disponible, destaca que el 52% de las personas de clase social más favorecida sí que la han visitado, frente al 28% de clase más desfavorecida, ha detallado el consistorio.