Ir a contenido

movilidad segura

Barcelona lleva multados este año a 1.500 patinetes eléctricos o similares

La mayoría de las sanciones impuestas por la Guardia Urbana son por circulación de riesgo, por ir por lugares que no corresponde y por exceso de velocidad

Rafa Julve

Dos chicos a 80 km/h en patinete por la Diagonal. / @arrierossomosgu (TAXI)

Las imprudencias en patinete eléctrico también se pagan, y cada vez más. Al mismo tiempo, el aumento de las sanciones a estos ciclos y similares es otra manera de demostrar el crecimiento exponencial de su presencia en las calles. En lo que llevamos de año, la Guardia Urbana de Barcelona ha puesto un total de 1.468 denuncias por uso indebido de los denominados vehículos de movilidad personal de uso particular. Entre julio y diciembre del año pasado, la cifra era de 205 denuncias. 

A estas sanciones cabe añadir las que han sido impuestas a los ciclos de este tipo que son empleados para actividades económicas, principalmente para uso turístico (las 'segway' sobre todo hasta la fecha). En este caso, fueron 115 denuncias en el segundo semestre del 2017 y han sido 1.295 en lo que llevamos de 2018.

Los motivos de la sanción

Las razones principales por las que se imponen las multas no deparan sorpresas. Circulación de riesgo, circular por lugares que no corresponde y rebasar la velocidad permitida para este tipo de vehículos. En el caso de los patinetes eléctricos y otros ciclos usados para una actividad económica, también cabe agregar la circulación abusiva, el estacionamiento en lugares no permitidos y no cumplir con los requisitos establecidos por el Ayuntamiento de Barcelona, entre otras razones.