Regreso a la normalidad una década después

Barcelona retira las carpas del mercado provisional de Sant Antoni

La estructura estará fuera el 30 de noviembre y los vecinos recuperarán la zona en enero

El espacio quedará pendiente de su reforma definitiva, que debe completarse en el 2020

Trabajos de retirada de las carpas del mercado de Sant Antoni, este sábado.

Trabajos de retirada de las carpas del mercado de Sant Antoni, este sábado. / EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
Toni Sust

El Ayuntamiento de Barcelona completará el próximo 30 de noviembre la retirada de las carpas que han albergado el mercado provisional de Sant Antoni mientras se reformaba su sede, aunque muy provisional no ha sido, ya que la instalación ha permanecido en la ronda del mismo nombre durante nueve años. El mercado ya reformado abrió sus puertas el pasado 23 de mayo.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha anunciado este sábado el calendario municipal, mientras operarios trabajaban en el desmontaje de las carpas, de las que en una gran parte ya solo queda el esqueleto, sin paredes. La losa sobre la que ha estado el  mercado provisional permanecerá por ahora allí y desde el 13 de diciembre podrá ser transitada por los vecinos. Será objeto de retoques con el objetivo de que comerciantes y vecinos puedan recuperar la zona cuando empiece la fiesta mayor del barrio, el próximo 11 de enero.

Sanz ha precisado que en el espacio, de 4.500 metros cuadrados, se harán trabajos para adecuar el pavimento, que después darán paso a "una intervención artística" que integrará juegos infantiles y lúdicos pintados en el suelo. También se instalarán siete bancos, 10 sillas y 48 árboles y se renovará el alumbrado. Todo ello cuenta con un presupuesto de 350.000 euros. Las carpas que están siendo retiradas acogieron las paradas del pescado y de los Encants, y tienen, respectivamente, una superficie de 2.400 y 2.086 metros cuadrados.

La concejala ha subrayado que la voluntad del consistorio es ayudar a los comerciantes a normalizar la situación tras casi una década conviviendo con la carpa, por lo que se prevé la instalación de venta de proximidad en la zona que ahora volverá a quedar libre. El ayuntamiento se reunió este mismo sábado con vecinos y comerciantes para exponerles sus planes.

Noticias relacionadas

Un carril bus

La teniente de alcalde ha explicado que una vez se hayan completado los trabajos que permitan dejar la zona de la losa a disposición del  barrio, tocará licitar la reforma definitiva del espacio. La licitación se producirá durante el 2019 y la reforma se acometerá durante el 2020, en el marco de la segunda fase de la supermanzana de Sant Antoni. Sobre si habrá tráfico o no, la duda estriba en si al final se mantiene el transporte público, lo que supondría la instalación de un carril bus en este tramo de la Ronda de Sant Antoni. Sanz ha afirmado que no hay una posición definitiva sobre este aspecto y que depende de los planes de movilidad que deben definirse.