Ir a contenido

una obra de nevenka pavic

Una artista urbana decora el gris acceso a la estación de Santa Eulàlia

L'Hospitalet encargar una intervención similar en la parada de Riera Blanca del suburbano

El Periódico

Las columnas de Santa Eulàlia, una vez finalizada la intervención.

Las columnas de Santa Eulàlia, una vez finalizada la intervención.

Un poco de color en uno de los accesos al metro más transitados de L’Hospitalet. En realidad, un poco, no, mucho. La alcaldesa Núria Marín ha visitado, en lo que podrían considerarse una inauguración informal, la intervención que la artista chilena Nevenka Pavic ha llevado a cabo en las 15 columnas que sustentan las escaleras de acceso a la estación de Santa Eulàlia. Eran de gris cemento. Ahora son una versión 2.0 del tantas veces reinterpretado trencadís modernista, o sea, una explosión de color.

La intervención de Nevenka está exactamennte en la confluencia de la avenida del metro con la calle de Ramon y Cajal. No es una obra mayúscula, es cierto, pero es el resultado de la relación simbiótica que el Ayuntamiento de L’Hospitalet pretende mantener con los artistas locales desde que anunció la creación de un distrito cultural en la ciudad. Tal y como ha explicado Marín, el ayuntamiento ha pedido ayuda a los artistas “para recuperar los espacios urbanos deteriorados”. Nevenka, que vive en España desde el año 2000, forma parte de la tropa de creadores que bajo el sello de La Gloria desarrollan su actividad en el Edifici Freixas, una finca antiguamente dedicada a la actividad industrial y que ahora forma parte de la constelación de equipamientos del distrito cultural.

En cierto modo, el propósito es que si la estación de Santa Eulàlia tiene que se una de las puertas de acceso al distrito cultural, los visitantes tienen que apreciarlo nada más bajar del vagón. De hecho, junto a las columnas ahora redecoradas hay también un viejo quiosco de prensa para el que se están estudiando también diversas opciones de intervención artística antes de que se le asigne un futuro uso.

Riera Blanca

Marín, que ha visitado la columnata en compañía del concejal de Cultura de la ciudad, David Quirós, ha avanzado que el ayuntamiento tiene previsto realizar una operación similar, también de la mano de un artista afincado en la zona, en la estación de metro de Riera Blanca, otra de las grandes puertas de entrada a L’Hospitalet a través del suburbano.

El proyecto del distrito cultural es, junto con la prolongación del polo empresarial de la plaza de Europa hasta Bellvitge, el mayor plan de futuro de l’Hospitalet. Dentro de un perímetro de 25 hectáeas de superficie conviven ya unas 200 empresas vinculadas poco o mucho con el sector cultural . El empeño del ayuntamiento es que esa masa crítica cristalice en un barrio que genere vida cultural y, en consecuencia, cree actividad en la ciudad.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.