Ir a contenido

ASAMBLEA EN EL BARRIO MARINERO

Los vecinos de la Barceloneta aplazan nuevas acciones

Esperan que la próxima semana la alcaldesa de Barcelona responda a sus quejas sobre incivismo

El Periódico

Manifestación en la Barceloneta, el pasado agosto, para protestar por la inseguridad.

Manifestación en la Barceloneta, el pasado agosto, para protestar por la inseguridad. / CARLOS MONTANYES

Los vecinos de la Barceloneta han celebrado este sábado por la tarde una asamblea para recoger propuestas ante  la falta de respuesta a sus reivindicaciones por parte de la alcaldesa Ada Colau. Las quejas son las mismas que las de este verano: inseguridad, incivismo impune, suciedad, ocupación ilegal del espacio público. Por ahora, han decidido aplazar cualquier acción. Al menos, hasta la semana próxima. Si el ayuntamiento no les contesta, volverán a la carga.

La marcha que estaba prevista para después de la asamblea, en la que han participado representantes de otros barrios de Barcelona, no se ha realizado. Fuentes vecinales han asegurado que era complicado llevarla a cabo por las instalaciones montadas en la calle a raíz de las fiestas de la Barceloneta.

Los vecinos presentaron el pasado jueves en el ayuntamiento una carta dirigida a Ada Colau donde le reprochan que tras la movilización de septiembre, y pese a todas las reclamaciones y peticiones acumuladas durante meses, no haya atendido sus quejas. En este escrito, instan a la alcaldesa a una reunión conjunta con los concejales de distrito de Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y Sant Martí para el 10 u 11 de octubre. Tras ese encuentro con unos objetivos comunes, plantéan reuniones de trabajo más específicas para cada zona afectada.

Dejadez del espacio público

Los colectivos firmantes de distintos barrios de la ciudad vuelven a clamar contra la “dejadez del estado del espacio público, la ocupación creciente del espacio que tendría que ser para los vecinos, la permisividad e impunidad reiterada por parte del gobierno municipal ante el incivismo, la suciedad, los actos y agresiones punibles de gran violencia que ponen en riesgo la convivencia y el bienestar”.

Ante los problemas de seguridad, los vecinos de la Barceloneta ya explotaron este verano y pretenden continuar con su lucha, ante la “grave situación” de robos en la zona y la falta de agentes policiales. Para desarrollar acciones preventivas de “civismo”, según este colectivo, están reclutando voluntarios que, entre otras misiones, acompañarán a la población del barrio de más edad cuando vayan a cobrar la pensión.