Ir a contenido

'ELS QUINZE'

Barcelona cambia de nombre la avenida de Borbó y estudia una plaza 1-O

El Ayuntamiento de Barcelona pretende "recoger en el nomenclátor la memoria republicana, popular y feminista"

El Periódico

Imagen de la avenida de Borbó, en Nou Barris, esta mañana.

Imagen de la avenida de Borbó, en Nou Barris, esta mañana. / ELISENDA PONS

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado el proceso para cambiar el nombre de la avenida de Borbó por la de ‘Els Quinze’, tras la aprobación del plenario del distrito barcelonés de Nou Barris. El teniente de alcalde Gerardo Pisarello, que ha argumentado hoy que es incompatible defender los valores republicanos "pero no tener ningún problema con la monarquía y Felipe VI", ha añadido que el Gobierno municipal también "estudiará" designar una plaza en el futuro con el nombre de 'U d'octubre' si hay "una clara implicación del tejido vecinal y comercial".

Según Pisarello, quien defienda los valores republicanos no puede apoyar una forma de jefatura de Estado que "dio su visto bueno a una actuación policial absolutamente desproporcionada y brutal" el 1-O. No obstante, el teniente de alcalde ha insinuado la decisión de dedicar a esta fecha una plaza no es ni mucho menos inminente ya que la normativa municipal establece que tenga que pasar un tiempo hasta que un acontecimiento se incorpora en el nomenclátor. En el caso de personajes fallecidos es de cinco años.

En respuesta al llamamiento del presidente del PP, Pablo Casado, a gritar 'Viva el Rey', Pisarello ha respondido: "En Barcelona decimos que no. En Barcelona decimos 'Viva la República y los valores republicanos de igualdad, libertad y fraternidad".

De Borbón a 'Els Quinze'

El plenario del Distrito de Nou Barris aprobó ayer la propuesta, promovida por Barcelona en Comú y ERC, con el apoyo del PDeCAT. Ahora la ponencia del nomenclátor iniciará el trámite de cambio de denominación. La iniciativa surgió de una petición de la Asociación de Vecinos de Torre Llobeta-Vilapicina junto con la Mesa Unitaria de Nou Barris por la República, que recogieron más de 1.300 firmas reclamando el nuevo nombre para la avenida.

En el comunicado, el ayuntamiento explica que "dar el nombre de 'Els Quinze' a la avenida no persigue solo sustituir un nombre de referencia borbónica, sino que se quiere contribuir a que Nou Barris tenga cada vez más plazas, calles y espacios que recuerden hechos y topónimos ligados al ámbito geográfico e histórico propio del distrito". El nuevo nombre oficial, de uso popular desde hace décadas, tiene su origen en el precio, 15 céntimos, que tenía el billete del tranvía número 46 desde plaza de Urquinaona hasta Torre Llobeta, a principios del siglo XX. En ese punto, el cobrador gritaba 'Els Quinze' para indicar que allí acababa la validez de los billetes con ese precio.

Además, la actuación se enmarca en la política de la ciudad de “recoger en el nomenclátor la memoria republicana, popular y feminista, hasta ahora infrarrepresentada”, según ha expuesto el consistorio en un comunicado. Durante el actual mandato, Barcelona ha cambiado los nombres de la plaza de la Hispanitat (ahora, de Pablo Neruda) y de la plaza de Juan Carlos I (ha pasado a ser del Cinc d'Oros). La sala de plenos municipal también ha cambiado de denominación:de Reina Regent a Carles Pi i Sunyer, alcalde republicano de Barcelona. Pisarello ha recordado hoy que el Gobierno municipal de Ada Colau ha asumido el compromiso de ha reducir la huella "infausta" en la ciudad de la dinastía borbónica. 

Tras la resolución, ahora la proposición se elevará a la ponencia del nomenclátor, el organismo encargado del cambio de nombre. Una vez la ponencia haya informado y aprobado el cambio de denominación, se abrirá un plazo de exposición pública para poder presentar alegaciones.

Hasta tres nombres distintos

No es la primera vez que esta avenida sufre un cambio de nombre. Anteriormente, se le había denominado ‘Camino Antiguo de San Acisclo’, nombre que fue sustituido por de ‘Borbón’, para posteriormente ser modificado por el de ‘Paseo del Mariscal Joffre’, el último que tuvo antes de que se le asignara, de nuevo, el de ‘Borbón’.

En Nou Barris ya se han llevado a cabo otras medidas de "democratización", según ha explicado el ayuntamiento, como la retirada de todas las placas de vivienda franquista que todavía se conservaban en edificios construidos durante la dictadura.