Ir a contenido

La batalla por Barcelona

Ada Colau considera a Valls el candidato de las élites económicas

El PSC le ve con "posicionamientos conservadores" y queriéndose hacer por "progresista"

Necesitamos a alguien que venga a querer y a defender Barcelona, no a ensuciar su nombre, replica la alcaldesa. / ATLAS VÍDEO

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que estará "encantada" de "confrontar el modelo de ciudad" que defiende Barcelona en Comú con el del ex primer ministro de Francia Manuel Valls, después de que ayer anunciara su candidatura para ser "el próximo alcalde de Barcelona". La alcaldesa ha asegurado que es el candidato de las élites económicas. En cambio, Ciutadans y el PP han dado la bienvenida al candidato, mientras que el PSC le ve con "posicionamientos conservadores" y queriéndose hacer por "progresista". ERC, por su parte, ve en él a un candidato que "ni tiene proyecto para la ciudad ni conoce la ciudad".

Valls compareció ayer y anunció que pretende concurrir a las elecciones municipales del 2019 con una plataforma ciudadana, en un acto en el que cargó contra "los populismos, los nacionalismos y la demagogia", y sobre todo, contra el proceso independentista, que ha sumido a Barcelona, según dijo, en una "encrucijada de incertidumbres".

En declaraciones a los medios, la alcaldesa de Barcelona ha asegurado que no le sorprende la candidatura de Valls, y que desde su formación son "muy conscientes de que el gobierno de cambio que representa en la ciudad de Barcelona" ha tocado "los intereses de determinadas élites económicas".

Las "élites económicas"

"Sabíamos que evidentemente hemos llegado aquí para confrontar los intereses especulativos de la vivienda y los privilegios de grandes corporaciones como las eléctricas. Hemos llegado aquí para combatir el fraude fiscal y acabar con políticas corruptas. Las élites económicas no podían quedarse de brazos cruzados", ha explicado Colau.

Para la alcaldesa, "estas elite económicas han encontrado una alianza con Ciudadanos y un candidato en Francia, y este candidato se ha presentado en Barcelona. Estaré encantada de confrontar nuestro modelo de ciudad con el de Manuel Valls".

"Me gustaría saber si el señor Valls votaría este viernes a favor o no del 30% de vivienda social de las nuevas promociones privadas en Barcelona. ¿Qué haría el señor Valls? ¿El señor Valls perseguiría el fraude fiscal de las grandes corporaciones como está haciendo la ciudad de Barcelona?", ha planteado, entre otras cuestiones, la ejecutiva de Barcelona.

"El candidato de la derecha"

La alcaldesa ha añadido que "no permitirán" que el candidato a la alcaldía de la capital catalana "asocie la ciudad con el caos y el desorden", al "colocar una etiqueta que no se corresponde con la realidad".

Sí que ha reconocido que existen "problemas de seguridad en cualquier gran ciudad" y ha asegurado que deben afrontarse con "seriedad, complejidad y rigor".

"Se sabe que el señor Valls se está movilizando para conseguir mucho dinero. Nosotros no nos tuvimos que endeudar con ningún banco ni con nadie, nuestra candidatura sólo se debe a la ciudadanía. Veremos lo que Valls puede movilizar, porque esta ciudad tiene orgullo, proyectos y alma. El señor Valls es el candidato de Ciudadanos, de la derecha", ha afirmado Colau.

Más reacciones

Tras el anuncio de Valls, las reacciones no se han hecho esperar.  El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este miércoles que la "convergencia ideológica y de valores constitucionales" con el exprimer ministro francés es "absoluta", y ha restado importancia a la fórmula concreta de esa candidatura.

En rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha dicho sentirse "muy orgulloso" de que Valls "haya dado el paso de querer ser alcalde" de Barcelona, que es la ciudad natal de ambos, "la segunda capital más importante de España y la capital de Catalunya". "Es un paso valiente que le honra", ha añadido.

A su juicio, esta decisión, anunciada por Valls este martes en un acto en Barcelona, representa "una gran noticia para los demócratas españoles" porque el exjefe del Gobierno francés va a "defender los valores constitucionales y una Barcelona abierta, cosmopolita y que mire a Europa".

Desde las filas del PP catalán, el presidente del grupo municipal en Barcelona, Alberto Fernández, no ha cerrado la puerta a llegar a acuerdos con la candidatura de Valls. Fernández ha constatado que ningún grupo tendrá mayoría absoluta y que, por tanto, habrá que llegar a acuerdos de investidura. En este sentido, el popular ha evitado aclarar si se sumarán a la candidatura "transversal" de Valls y aseguró que el PP tiene un "proyecto", una "trayectoria" y un "compromiso" con Barcelona. Fernández ha hecho un llamamiento a Valls a "sumar desde proyectos diferentes" por "cerrar el paso" del "populismo extremo" de la alcaldesa Ada Colau y del independentismo "que quiere convertir el Ayuntamiento de Barcelona en un casal independentista.

Críticas desde los socialistas

El PSC, por su parte, mantiene que no se unirá a la candidatura de Valls a la alcaldía de Barcelona. El presidente del grupo municipal del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, ​​Jaume Collboni, ha acusado al exprimer ministro francés de querer "relanzar su carrera" política en Barcelona y de "blanquear una operación" de Ciudadanos en la "transversalidad". Ha dicho que la candidatura de Valls a la alcaldía de Barcelona es un "engaño" porque "esconde" los "apoyos políticos" de Ciudadanos y de la fundación FAES.

Collboni ha dicho que Valls pretende "pasar por progresista", pero que "esconde sus ideas más íntimas". En este sentido, recordó los posicionamientos conservadores del exprimer ministro francés con respecto a la inmigración y las "políticas de recortes en derechos sociales". "Creo que es evidente que nos encontramos ante una operación de márketing", ha remarcado, tras decir que "todo el mundo verá que es de todo menos progresista". 

ERC: "C' está detrás"

El portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Coronas, ha criticado este miércoles que el exprimer ministro francés Manuel Valls "no parte de una ideología clara ni tiene proyecto para la ciudad ni conoce la ciudad", y que se presentará como candidato a la alcaldía cuando en Francia está mal considerado, según él.

Ha asegurado en rueda de prensa que, aunque Valls diga que concurrirá como independiente, "todos saben que C's está detrás, y al final se acaba alineando con un partido que no le hace ascos a recibir votos de la extrema derecha", y ha augurado que ningún otro partido democrático con representación en el Ayuntamiento se sumará.