Ir a contenido

DEL 21 AL 24 DE SEPTIEMBRE

Seis claves para sumergirse en las fiestas de la Mercè 2018

La celebración consolida su expansión en 22 espacios de 6 distritos y suma más de 500 actuaciones gratis

La actividad se extiende a la ribera del río Besòs en el Bon Pastor y a la Via Laietana, liberada una mañana de coches

Patricia Castán

Piromusical de la Mercè del 2017.

Piromusical de la Mercè del 2017. / JULIO CARBÓ

Con el reto de ir expandiéndose como una mancha de aceite para llevar la fiesta mayor al máximo de espacios ciudadanos, la Mercè 2018 se consolida con saraos en seis distritos y nuevos escenarios tan dispares como la ribera del río Besòs o la Via Laietana, despejada de coches durante una mañana (sábado 22) para uso y disfrute ciudadano. En total, la tradición, la música, el arte, la cultura y el ocio para todas las edades se desplegarán en 40 escenarios repartidos en 22 espacios, que sumarán 500 actuaciones de acceso gratuito y 211 grupos y artistas participantes, en una maratón festiva que comenzará el día 21 con el pregón de Leticia Dolera y acabará el 24 con el Piromusical de Montjuïc,  con un coste total de 3,5 millones de euros, 200.000 más que hace un año. Curiosamente, este año la ciudad hermanada y coprotagonista es Lisboa, uno de los destinos europeos más pujantes y que se ha convertido en gran competidor turístico de la capital catalana.

Estas son algunas claves para sumergirse en la fiesta:

-ESPÍRITU FEMINISTA

La ilustradora de Nou Barris Sònia Pulido ha dibujado un cartel protagonizado por féminas: una Mercè de amarillo que simboliza vitalidad acompañada por muchas "merceditas" como signo de diversidad. Un mensaje en sintonía con el de la actriz y abanderada feminista, Leticia Dolera, criada en el Clot y que lanzará un pregón reivindicativo que coindicirá con el 25 aniversario del Toc d'Inici que sigue a su lectura, con la entidades de la fiesta como protagonistas en la calle. El toque de innovación en ese despegue irá de la mano del espectáculo visual que se proyectará sobre la fachada del ayuntamiento, Oda des del Cel del artista visual Fausto Morales, con un poema de David Castillo que escenifique el nexo entre tecnología y literatura.

Presentación del cartel de Sònia Pulido. 

-TRADICIÓN INTOCABLE

La Mercè es creativa en fichajes y escenarios, pero preserva esa esencia histórica de la fiesta mayor, que este año cuenta con el aliento de 212 entidades de cultura popular para destilar 50 actividades, muchas de ellas en escenarios consolidados. Imprescindibles serán los 'correfocs' infatiles y tradicional que recorrerán la Via Laietana o la muestra de danzas vivas MercèDansa (de la plaza de la Catedral a Sant Jaume), ambas el sábado 22. La jornada y diada castelleras del 23 y 24 ante el ayuntamiento, o la mañana de baile de gigantes en el mismo escenario de Sant Jaume, el lunes 24.

-ARTISTAS A PIE DE CALLE

El festival Mercè Arts de Carrer (MAC) vuelve a ser el punto de encuentro entre ciudadanía y cultura contemporánea, traducida en danza, mucho circo y teatro en la calle, con apoyo de nuevas tecnologías que dictan los tiempos. Participan este año 61 compañías nacionales y 15 internacionales con 330 funciones en siete espacios bien repartidos: de la Ciutadella o Lluís Companys (que repite como marco y, como el parque, también lleva una doble vida festiva, de día y noche) al parque de la Trinitat como epicentro de las culturas urbanas (del deporte al grafiti), el Palauet Albéniz que enseña sus vísceras al público con ayuda de actores, el castillo de Montjuïc o la Antiga Fàbrica Estrella Damm. Destaca el debut de la ribera del Besòs, en Bon Pastor, con ambiente de picnic, lleno de actividades familiares del 22 al 24 y de la mano del Pla de Barris. La figura femenina vuelve a ponerse en el punto de mira con uno de los espectáculos más singulares, Ara dones, en el paseo de los Til·lers. 

- LUZ Y FUEGO

No hay Mercè que valga sin soltar algún aullido ante el Festival Pirotènic de Barcelona, con participación de grupos de Lisboa (21) y el Líbano (22), en el espigón del Gas, en la Barceloneta. Y sin la rúbrica del Piromusical de la avenida de Maria Cristina que en esta ocasión tendrá mucha banda sonora portuguesa, además de poner decibelios a efemérides como mayo del 68 o 50 años de Jazz en Barcelona, repescando también grandes momentos de otros piromusicales. 

-MÁS SOLIDARIA Y SOSTENIBLE

Barcelona aprovecha su fiesta grande para dar visibilidad a su tejido asociativo y solidario. Más de 200 entiades mostrarán su labor  y valores en la muestra de la plaza de Catalunya del 22 al 24, con otras tantas actividades lúdicas: propuestas escénicas, tres carpas con talleres y diversión para los más pequeños, actuaciones a pie de plaza (acrobacias, gimnasia artística y espacio para el arte urbano, con murales donde soltarse libremente en temas de actualidad, prometen. La sostenibilidad se mete en la fiesta al incorporar la agenda de la Semana de la Movilidad Sostenible y el Día Sin Coches, tratando de darle así más eco ciudadano a esta cita. Habrá diversas actividades (del Besòs a la Trinitat) pero la más llamativa será ver la Via Laietana libre de coches el sábado 22, para dar paso a propuestas deportivas y lúdicas, con el tema de fondo de la "ciudad saludable".

-BAILANDO HASTA EL FINAL

El sonido de la Mercè es tan plural como su multitudinaria participación. De la rumba la música electrónica. La avenida de la Catedral, el Moll de la Fusta, la platja del Bogatell y el parque de Nou Barris serán algunos de sus grandes escenarios. Hay que tomar nota de la noche de fados (21, frente a la Catedral), de la noche africana (mismo día, en el Moll de la Fusta), la de rumba (el 22, en el mismo Moll)..., así como de las actuciones de Mayte Martín, Love of Lesbian, la Fundación Tony Manero o Els Catarres, entre una larga lista. Los fans de las orquestas sinfónicas hallarán su paraíso en el parque de Nou Barris.  Como siempre, el BAM trae las músicas independientes más novedosas, esta vez desde tres continentes, todas las noches en las plazas de los Àngels y Joan Coromines, y en la Rambla del Raval, así como en la Antiga Fàbrica Estrella Damm, en el Eixample. Otro epicentro de excepción será la sala Apolo, que este año celebra sus 75 años y sacará escenario al Paral·lel a todo ritmo.

Temas: La Mercè Mercè