La Guardia Urbana retira los patinetes eléctricos compartidos

La actividad incumple la reciente normativa sobre movilidad, que exige llevar guía y casco en la explotación económica de estos vehículos

Un patinete eléctrico compartido de Wind, esta tarde en la acera de Consell de Cent.

Un patinete eléctrico compartido de Wind, esta tarde en la acera de Consell de Cent. / Álvaro Monge

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO

Los patinetes eléctricos compartidos Wind, de la empresa alemana Bike Mobility, pioneros en esta modalidad en Barcelona, han durado un soplo. La Guardia Urbana ha retirado el centenar de vehículos aparcados en las aceras de la ciudad, utilizables a través de una aplicación, como sucede con las motos y bicis eléctricas de compañías como Moving, Yugo, Scoot o e-Cooltra, porque en el caso de los patinetes esta actividad no está permitida en la ciudad.

Bike Mobility había puesto en marcha una prueba piloto en Barcelona sin informar al consistorio. Fuentes municipales han explicado a este diario que esta práctica incumple la normativa. La última ordenanza de circulación de vehículos determina en qué condiciones pueden circular los patinetes de alquiler. Esta práctica solo se contempla con guía y tienen la obligatoriedad del uso de casco, confirman fuentes del Ayuntamiento.

Así, en el documento, que entró en vigor el pasado julio, en el apartado de las condiciones especiales para actividades de explotación económica, turística o de ocio con ánimo de lucro, se explica que los vehículos de tipo A y B (en el que se engloban los patinetes eléctricos), deben llevar un máximo de dos personas y "obligatoriamente acompañados por un guía". 

Los responsables de movilidad del Ayuntamiento han intentado sin éxito ponerse en contacto con la empresa impulsora. Poco después de las cinco de la tarde, la aplicación decía "no hay patinetes disponibles". 

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento estudia regular con licencias los servicios de moto y bici compartidos, pero, en principio, seguirá excluyendo de la normativa el alquiler de patinetes.  

Lime, el Uber del patinete, llega a Madrid y Valencia

Mientras, en Madrid y Valencia, hace unos días desembarcó la poderosa empresa californiana Lime, participada por Uber, que ya opera desde junio en París (Francia) y Zúrich (Suiza). Su arrollador éxito en EEUU la ha llevado a saltar el charco y expandirse por Europa. Barcelona estaba en su punto de mira, pero a buen seguro la restricción municipal la llevó a echar el freno.