Ir a contenido

EXPLOTACIÓN ANIMAL

El negocio de los 'perros mendigo' invade las calles del centro de Barcelona

Los canes son sistemáticamente exhibidos en la vía pública con fines lucrativos, a veces en condiciones penosas

La Guardia Urbana no suele decomisar y, cuando lo hace, reconoce que los animales vuelven a sus explotadores

Manuel Arenas

Dos de los individuos que utilizan a perros como reclamo lucrativo, con dos cachorros braco de weimar y un bichón maltés en paseo de Gracia con Gran Via de les Corts Catalanes.

Dos de los individuos que utilizan a perros como reclamo lucrativo, con dos cachorros braco de weimar y un bichón maltés en paseo de Gracia con Gran Via de les Corts Catalanes. / ADRIANA DOMÍNGUEZ

El negocio de los 'perros mendigo', consistente en el uso de animales en la vía pública como reclamo lucrativo por personas que se valen de la apariencia de sintecho, campa por las calles del centro de Barcelona. La práctica se ha extendido en ejes de gran afluencia turística, en busca de beneficio a costa de la lástima que generan los canes.

La ordenanza de protección animal de Barcelona es taxativa: en su artículo 10.l) prohíbe "exhibir los animales de manera ambulante como reclamo". Máxime si dicha exhibición tiene "finalidades lucrativas" [art. 10.k)], algo que la misma norma considera "infracción grave" [art. 59.3.e)] y sanciona con multas de hasta 1.500 euros.

EL PERIÓDICO ha visitado los principales puntos de Barcelona en que animales de raza -bichón maltés, boston terrier, pastor alemán- son explotados durante días enteros a 30ºC a la sombra y, en ocasiones, bajo efectos de sustancias que los mantienen en un "sospechoso estado de letargo", según fuentes de la Guardia Urbana.

Para este reportaje no se ha tenido en cuenta a personas sin hogar que viven en la calle con sus animales, sino únicamente a individuos que muestran signos inequívocos -cartones de reclamo, botes de limosna- de pretender lucro a costa de los perros, indicios en función de los cuales actúa la policía.

Perros que aparecen y desaparecen

Durante los últimos meses, al menos una veintena de individuos han utilizado habitualmente a perros como reclamo lucrativo en el centro de Barcelona. En una misma tarde, este diario ha podido identificar hasta a 10 de estos individuos con diferentes canes, a veces más de uno por persona.

El Ayuntamiento certifica la prohibición de usar perros como "reclamo para mendigar"

Aunque la Guardia Urbana no habla de "gran mafia", sí se ha podido confirmar relación entre, al menos, cuatro individuos organizados procedentes de Rumanía que se intercambian canes entre ellos como mera mercancía.

Cuando los perros llegan a sus manos, se apresuran en ponerles el chip para apropiárselos, censarlos y explotarlos durante algunos meses; después, los cambian por otros nuevos. "¿Dónde acaban los perros explotados? Lo desconocemos", explican fuentes de la Guardia Urbana.

Uno de los individuos que exhiben perros con fines lucrativos, con dos cachorros aletargados en la calle Pelai. / ADRIANA DOMÍNGUEZ

Plaza Catalunya, paseo de Gràcia y Pelai, puntos calientes

Lo que sí se sabe es de dónde obtienen a los animales: o los adquieren en webs como 'Milanuncios.com', o provienen de su país natal, como prueban las cartillas a las que ha tenido acceso este diario.

Según el gabinete jurídico y pericial Ex Aequo, que ha investigado una red de tráfico de perros que conectaba Cuenca y Catalunya, "es penalmente relevante que se trate de un grupo organizado porque cabe la posibilidad de que también se esté explotando a los mendigos". El gabinete considera que la vía administrativa -la de las ordenanzas municipales- se queda pequeña para el caso, "que debería ser trasladado por la Administración a la vía penal". Juan Carlos Tejedor, abogado penalista con experiencia en temas de derechos animales, agrega que "cuando los perros llegan a Catalunya desde el extranjero, suelen existir irregularidades en su transporte".

A pesar de que los sujetos cambian de ubicación, el circuito de puntos calientes de explotación de perros en Barcelona es fijo. Los tres principales son la esquina de paseo de Gràcia con Gran Via de les Corts Catalanes; la esquina de calle Pelai con La Rambla; y, con mucha diferencia, la esquina de Plaza Catalunya con la Rambla, lugar al que la asociación de defensa animal Vigilancia Solidaria, que lleva un año investigando el tema, llama "cartón caliente" por la cantidad de individuos que pasan por allí.

Uno de los individuos que exhiben perros de manera ambulante como reclamo, en la calle de Pelai. / ADRIANA DOMÍNGUEZ

"Falta sensibilidad en Ayuntamiento y Guardia Urbana"

Según fuentes del Ayuntamiento de Barcelona, que certifican la prohibición del uso lucrativo de perros o su exhibición "como reclamo para mendigar", este 2018 se han producido intervenciones en 25 perros y dos gatos por estos motivos. "Los perros intervenidos se trasladan al Centre d'Acollida d'Animals de Companyia, donde se gestiona su adopción", sostiene el consistorio.

Los activistas reclaman usar la vía penal para inhabilitar a los explotadores y dar a los animales en adopción

En sentido opuesto, fuentes de la Guardia Urbana conocedoras de las pesquisas reconocen que, en la mayoría de casos, los decomisos de animales son inútiles ya que sus explotadores acaban recuperándolos, debido a que sus datos se corresponden con los de los chips de los perros.

Los agentes interpretan de manera laxa la normativa: no suelen actuar cuando los perros son usados como reclamo ambulante, sino que exigen una intención lucrativa expresa. "Valoramos si podemos perjudicar al animal y, si hemos avisado muchas veces, actuamos", arguye un agente a pie de calle. A juicio del letrado Tejedor, "falta sensibilidad en Ayuntamiento y Guardia Urbana para actuar de forma más contundente. Si el consistorio conoce el problema y no actúa, puede incurrir en responsabilidades".

"Con las sanciones administrativas se da vueltas al mismo tema. Por eso conviene abrir la vía penal: tras la denuncia, una sentencia firme por maltrato podría inhabilitar a los explotadores y los animales podrían ser adoptados", concluyen en Ex Aequo.

Temas: Animales Perros

0 Comentarios
cargando