COMEMORACIÓN

Un acto con familiares y heridos como protagonistas recordará el atentado de Barcelona

El primer aniversario del 17-A se programa sin discursos políticos y un formato austero

La presencia del Rey se da por hecha aunque el consistorio no invita a autoridades

Ofrendas florales en la Rambla de Barcelona, un día después del atentado. / FERRAN NADEU

Ofrendas florales en la Rambla de Barcelona, un día después del atentado.
Barcelona pone en marcha el memorial digital sobre los atentados de la Rambla.

/

3
Se lee en minutos
Toni Sust

Barcelona conmemorará dentro de dos semanas el primer aniversario del atentado que llenó de muerte la Rambla el 17 de agosto y que también golpeó a Cambrils, djando un total de 16 víctimas y 140 heridos, con un acto institucional en el que se dará el protagonismo a los familiares y a los supervivientes de las acciones terrorista de hace un año. No habrá discursos de las autoridades y ni siquiera está claro cuáles estarán.

El Ayuntamiento de Barcelona, que ha anunciado el contenido de la conmemoración en un comunicado, quiere eludir la polémica sobre la posible asistencia del rey Felipe VI. El consistorio está en una posición intermedia: no invita a autoridad alguna al acto del 17-A pero informa institucionalmente de su celebración. Oficiosamente, se da por hecho que el  rey acudirá, pero la alcaldesa, Ada Colau, podrá decir, como ya hizo, que ni le invitó ni le dejó de invitar.

Barcelona, ciudad de paz

El acto, que el ayuntamiento promueve de forma coordinada con la Generalitat y la Delegación del Gobierno central, se celebrará en la plaza de Catalunya, bajo el lema Barcelona, ciudad de paz, y contará con una ofrenda floral en la Rambla. Los ayuntamientos de Cambrils, la otra localidad atacada el 17-A, y las de Ripoll, Alcanar y Subirats, donde residieron o por donde pasaron los terroristas, contarán con presencia institucional, así como Rubí, Sant Hipòlit de Voltregà, Vilafranca del Penedès y Zaragoza, localidades de las que eran originarias algunas de las víctimas. También habrá representación de los cuerpos policiales y los servicios públicos y de emergencia que asistieron a las víctimas.

Primero se hará una ofrenda floral en el mosaico de Joan Miró, en la Rambla, n la que participarán familiares de las víctimas. A las 10.30, 50 alumnos de las cinco escuelas municipales de música de Barcelona y del Conservatori interpretarán 'El Cant dels ocells'. Intervendrán cinco violencelistas, un contrabajo y un piano de media cola. Después se leerán en siete idiomas (catalán, castellano, inglés, francés, portugués, italiano y alemán) los nombres de las víctimas de los atentados. El acto será conducido por la periodista Gemma Nierga.

Memorial y web

En el primer aniversario de los atentados, el consistorio pone a disposición de la ciudadanía una página web, Memorial la Rambla 17A que contiene un archivo digital de los 12.000 objetos y documentos que se colocaron en la calle en recuerdo de las víctimas y de los libros en los que se reflejo el duelo por los ataques, 102 en Barcelona y otros 16 llegados de otras ciudades e instituciones. El archivo puede encontrarse en esta dirección: barcelona.cat/memorialrambla17a.

Durante los últimos 12 meses, el centro de colecciones del Museu d'Història de Barcelona (MUHBA) ha documentado 8.000 objetos después de la recogida de todo el material que quedó depositado en la Rambla después del atentado. Técnicos del museo han identificado, registrado, fotografiado toda la información sobre los objetos para que sean consultables en la web. El Arxiu Municipal Contemporáneo ha hecho inventario de los documentos que fueron hallados en la zona, en concreto 4.654, ya identificados y descritos para su consulta.

Hay otro elemento previsto en este primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils que se materializará durante la reforma de la Rambla, en el 2019. El consistorio estudia una "señalización memorial", integrada en la remodelación de la vía, que sirva como recordatorio del atentado, de las víctimas y de la solidaridad mostrada por la ciudadanía.

Pitada al  Rey

Noticias relacionadas

Más allá de la lógica de que las víctimas y sus familiares sean los protagonistas del primer aniversario de los atentados, a nadie escapa que dejar en segundo plano a los políticos también persigue evitar polémicas como la que se desató a raíz de la manifestación contra el terrorismo el 26 de agosto del 2017, 10 días después de los ataques. El acto estuvo marcado por la pitada el Rey, al que se le acusaba en algunas pancartas de complicidad con Arabia Saudí y el tráfico de armas.

La presencia de banderas independentistas en la manifestación también desató críticas. El entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió que no magnificaran los abucheos al monarca y Colau afirmó que hay que respetar la libertad de expresión y que es "legítimo en democracia" expresar el desacuerdo con los gobernantes.