adiós anunciado

Baja el telón en el Bulevard Rosa

Tras 40 años de actividad, el histórico espacio comercial se despide con tiendas abiertas hasta el último minuto y grandes rebajas

Último día del Bulevard Rosa de paseo de Gràcia. / JORDI COTRINA

Último día del Bulevard Rosa de paseo de Gràcia.
Una tienda del Bulevard Rosa, en plena operativa de desmontaje.

/

2
Se lee en minutos
Patricia Castán

Levantó la persiana a lo grande en 1978, poniendo color a un paseo de Gràcia más gris y dominado por los bancos, e inyectando el vicio de las multicompras en un eje que luego alinearía al lujo internacional de los últimos años. 40 años más tarde, el telón del Bulevard Rosa cae hoy cerrando otro capítulo de Barcelona. No solo de su comercio, sino de sus modas, sus innovaciones y sus gentes. Algunos han ido haciendo las maletas, pero no pocos establecimientos trabajarán hoy hasta el último minuto y recogerán su género en los próximo días. Para alegría de muchos compradores, se despiden a ritmo de rebajas y de liquidación.

El adiós se estaba asimilando desde el pasado otoño, cuando se dio a conocer que los herederos del fundador, Nacho y Sandra Vives, habían decidido cerrarlo. Hubo unos meses de prórroga para hacer más llevadero el funeral con las ventas de Navidad y la campaña de verano. Pero el golpe ha sido igualmente duro para muchos operadores, fuera cual fuera su antigüedad. En Isla, que a tantas invitadas de bodas y celebraciones ha ataviado, ha sido un disparo, porque su titular de siempre prefiere dar por zanjada una -larguísima- etapa y no resucitar el negocio en otra ubicación. Su dependienta de los últimos 14 años se lo toma con filosofía: dos o tres meses de vacaciones y descanso merecido y "a empezar a buscar" de nuevo.

Distintos planes

Muy cerca, The Outlet hace una chuleta a los clientes con la nueva ubicación: llevarán sus grandes marcas italianas con descuentos a Mallorca, 243, a unos pasos. Son muchos los que hacen mudanza. Y algunos los que ya tenían más espacios de venta alternativos. Coinciden en la tristeza y en "pasar página cuanto antes", sin que nadie de la familia Vives concrete el destino del codiciado espacio de 5.200 metros con cuatro accesos. Dos de ellos les corresponden (dando al paseo de Gràcia), mientras que la entrada por Rambla de Catalunya tiene otra titularidad, lo que derivará en la nueva forma de explotación, con dos o tres grandes locales únicos.

Pero las quinielas abiertas desde hace meses sobre una tienda de deportes, una de electrodomésticos y otra de moda popular no acaban de confirmarse por algunos problemas logísticos que entraña el diseño del exBulevard y que han echado atrás algunas operaciones. 

Noticias relacionadas

La ausencia que dejará en esa milla de oro es sentimental y estratégica. Lo primero, porque los años 80 y 90 no habrían sido los mismos sin aquellas alegres tardes de 'shopping', con una oferta variada en precio y estilo que triunfaba y multiplicaba el mix de compradores. Lo segundo, porque se borra de Barcelona otro espacio con personalidad propia en pos de la archipresencia de multinaciones que pueden pagar alquileres millonarios y convierten los ejes comerciales en clónicos.

Lo mismo que ya sucedió hace solo unos días con Pedralbes Centre, las galerías de la Diagonal ya finiquitadas que por poco cumplen 30 años y también nacieron con el sello de Bulevard Rosa, aunque luego cambiase la gestión. La actual propiedad del edificio, la inmobiliaria Colonial, adujo la necesidad de ampliar su acceso para las plantas de oficinas y dejar en los bajos solo entre tres y cinco tiendas más grandes.