Ir a contenido

SENTENCIA CONTROVERTIDA

Barcelona no se plantea traducir al castellano las señales de tráfico

Un juez anula una multa de aparcamiento porque el rótulo estaba solo en catalán

L'Hospitalet usa los dos idiomas desde abril del 2017 y Esplugues amplió la simbología

Carlos Márquez Daniel

Cartel de carga y descarga en catalán, en la calle de Pere IV de Barcelona. 

Cartel de carga y descarga en catalán, en la calle de Pere IV de Barcelona.  / FERRAN NADEU

La Ley de Tráfico es clara. Artículo 56: "Las indicaciones escritas de las señales se expresarán, al menos, en la lengua española oficial del Estado". En el mismo sentido se expresa el Reglamento General de Circulación en su punto 138. De ahí que una sentencia haya anulado una multa a una conductora que fue sancionada en Barcelona por aparcar en carga y descarga, ya que la señal estaba solo en catalán. El consistorio asume el fallo judicial, que no admite recurso, pero no tiene intención de rotular en formato bilingüe. Entre otras cosas, "porque la jurisprudencia es diversa y existen sentencias en sentido contrario". 

"Esta situación -señalan fuentes municipales tras consultar los servicios jurídicos del consistorio- se produce cuando existen distintas normas que tienen incidencia en la regulación de este tema". Según el recurso presentado por la mujer sancionada, el hecho de que la señal solo estuviera en catalán le generó una situación de "indefensión". La sanción, por cierto, ascendía a 60 euros. El ayuntamiento argumentó en su momento que la señal vertical venía reforzada por las marcas horizontales que suelen distinguir, con color amarillo que no admite traducción, las áreas destinadas al reparto de mercancías en unos horarios determinados. Pero no fue suficiente, ya que el juez consideró que el reglamento oficial prevalecía sobre cualquier pintura. 

El consistorio lamenta que la sentencia no haya tenido en cuenta otras leyes que también inciden en este tipo de asuntos. Cita tres: "El artículo 6 del Estatuto de Autonomía de Catalunya, el artículo 5.1 de la ley municipal y de régimen local de Catalunya y los artículos 9.1 y 37 de la ley de política lingüística". De ahí que fuentes municipales concluyan que existen fallos judiciales de sentido opuesto al fallo de marras. En cualquier caso, no está en cartera rotular también en castellano. Fuentes municipales lo resumen así: "Las señales actuales se adaptaron a la nueva señalética aprobada recientemente, y hasta el próximo mantenimiento de estas señales de manera estructural, no está previsto cambiarlas". 

Otras experiencias

Dos municipios del área metropolitana ya han pasado por este debate sin que mediara sanción alguna. El PP y Ciutadans pusieron sobre la mesa la rotulación en dos idiomas en L'Hospitalet Esplugues. Con distinta manera de solucionarlo. Mientras el consistorio de Núria Marín aprobó en un pleno de abril del 2017 incluir el castellano en todas las nuevas señales que se instalaran a partir de ese momento (no se aprobó modificar también las existentes), en la ciudad que comanda Pilar Díaz optaron por ampliar la simbología de los carteles para que no hubiera duda ante posibles lagunas lingüísticas. En el caso de L'Hospitalet, la proposición contó con los votos contrarios del PDeCAT y ERC, la abstención de ICV y el voto a favor (solo del punto aprobado) del PSC. En Esplugues, señalan fuentes del consistorio, la medida no pasó por el pleno "pero sí contó con el consenso de los grupos".  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.