Ir a contenido

POLÉMICA POR LAS CUENTAS DEL CONSISTORIO

Pisarello vuelve a desmentir los recortes que Collboni da por hechos

El teniente de alcalde insiste en que el peor de los casos habrá cambios de calendario

Todos menos Ciutadans y la CUP piden un pleno extraordinario sobre la situación económica

Toni Sust

Gerardo Pisarello, en un pleno municipal.

Gerardo Pisarello, en un pleno municipal. / ALBERT BERTRAN

La partida de ajedrez presupuestaria que el gobierno de Ada Colau y el socialista Jaume Collboni empezaron el lunes sigue viva. Este viernes, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha vuelto al tablero para desmentir de nuevo la denuncia hecha por Collboni de que el gobierno prevé recortar 107 millones de euros en inversiones.

El gobierno de Colau afirma desde que salió a la luz que el documento que registra el plan de anular actuaciones por valor de esos 107 millones está desfasado, que se elaboró en otoño cuando la previsión era la peor, que la recaudación por el impuesto de plusvalías caería un 41%. La previsión actual es que se reduzca en un 12%.  

"Collboni no sabe lo que pasa"

Pisarello ha cargado directamente contra anuncios concretos de medidas que, según la denuncia del PSC, no se harán. Y ha citado algunos de los que ha asegurado que se harán según lo previsto: la biblioteca de Sarrià -"En enero habrá excavadoras trabajando allí", ha dicho- y la escuela Ignasi Iglesias, en Sant Andreu –"Ya está en obras", ha afirmado. La mano derecha de Colau ha afirmado que esta semana "se han hecho declaraciones de una gran irresponsabilidad, que intentan poner en duda la solvencia y la apuesta social del ayuntamiento. Se ha hecho con información errónea, falsa, y con un documento interno desfasado". "¿En qué despacho está encerrado Collboni? No conoce la ciudad, no sabe lo que ha pasa", ha denunciado.

Como ya hizo a principios de semana, Pisarello ha admitido que sí existe inquietud por una posible caída de los ingresos: "Estamos preocupados, pero las cifras no son las que plantea Collboni. Se están reprogramando determinadas inversiones. Se hace cada año. Recortar sería eliminar el plan de barrios". En la comparecencia también ha participado el gerente de Presidencia y Economía, Jordi Ayala, que principalmente ha hecho dos afirmaciones sobre la polémica.

En primer lugar, ha advertido de que no se puede hablar de recortes de actuaciones del 2019, cuando los presupuestos de ese ejercicio no están aprobados, porque no se puede anular lo que no existe. Y en segundo lugar ha recordado que cada semana, en la reunión de la comisión de gobierno, se deciden modificaciones, con lo que, ha concluido, "cada comisión de gobierno reprograma. Cada semana. Como ha hecho siempre el ayuntamiento".

El 5% del gasto corriente

Pisarello ha asegurado que pese a todo, el gobierno actual alcanzará una cifra, entre política social e inversiones, de 1.675 millones de euros en los cuatro años de mandato, 850 más que en mandatos anteriores. Si los ingresos caen, ha dicho, la cifra final podría reducirse a 1.670. Refiriéndose a ese incremento inversor y a la apuesta social, ha concluido “Este gobierno dejará ese legado”.

A todo esto, todos los grupos menos Ciutadans y la CUP han pedido a Colau que convoque un pleno extraordinario para "saber toda la verdad" sobre la situación económica del consistorio. "Colau heredó un ayuntamiento con buena salud financiera, y tres años más tarde deja un consistorio con números rojos", ha dicho Bosch. El republicano incorpora una denuncia a las que ha hecho el PSC y sostiene que no solo se recortarán inversiones, sino que se reducirá en un 5% el gasto corriente.

"El Gobierno debe confirmar si el consistorio se encuentra en números rojos", ha declarado Alberto Fernández Díaz.  También el exalcalde Xavier Trias ha pedido explicaciones y ha acusado a Colau de echar a perder la buena herencia económica que recibió.

Collboni, por su parte, ha lamentado que fuera Pisarello y no la propia Colau, como él había pedido, quien ofreciera explicaciones, y no se ha sentido en absoluto satisfecho por las que ha ofrecido el primer teniente de alcalde.