Ir a contenido

CELEBRACIÓN CON AROMA REIVINDICATIVO

La Mercè más feminista

La actriz Leticia Dolera será este año la pregonera de las fiestas de Barcelona y Sònia Pulido firma el cartel

"Era necesario que los festejos del 2018 tuvieran voz y ojos de mujer", asegura la alcaldesa Colau

Carlos Márquez Daniel

Presentación del cartel de las fiestas de la Mercè 2018.

Presentación del cartel de las fiestas de la Mercè 2018. / RICARD FADRIQUE

Ha quedado claro en poco más de media hora que la de este año será la Mercè más feminista. La elección de la pregonera y de la autora del cartel y el momento por el que pasa la ciudad y sus habitantes hablan de una convocatoria tan vivaracha como reivindicativa. "Era necesario que las fiestas tuvieran voz y ojos de mujer", ha dicho la alcaldesa. Aunque la cosa tiene su lógica: Barcelona se declina en femenino.

 Los barceloneses están citados desde el viernes 21 hasta el lunes 24 de septiembre. Como cada año, el piromusical de Montjuïc pondrá fin a los festejos. Y como cada año, el pregón dará el pistoletazo. Este año, la elegida ha sido la actriz, guionista y directora Leticia Dolera, que en la presentación se ha mostrado tan dispuesta como emocionada ante el reto de representar a la ciudadanía en tan magna jornada. Y en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, que da cierto vértigo por la de cosas que han pasado en esta sala de Sant Jaume. No ha regalado ‘spoilers’ de su plática, pero de sus palabras puede deducirse que tendrán un marcado aroma de reivindicación feminista. "Esta es la ciudad de mi primer beso, pero también es la ciudad en la que me acosaron en la calle por primera vez", ha explicado.

Abanderada

Al margen de su dilatada experiencia profesional, tanto en series como en cine (algo menos en teatro), Dolera se ha convertido en abanderada del feminismo en nuestro país, ya sea a través de manifestaciones públicas o, sobre todo, mediante su cuenta de Twitter, que acumula más de 141.000 seguidores. También es autora del libro ‘Morder la manzana’, con el que quiso demostrar que vivimos en una sociedad patriarcal y machistaEn conversación con este diario, el pasado Sant Jordi, en una jornada en la que rozó el esguince de muñeca de tanto firmar, decía: "Las mujeres llevamos mucho tiempo aguantando, naturalizando el machismo y viviéndolo todo con mucha culpa. Y el feminismo es muy liberador y va de compartir experiencias y de solidaridad, de unirnos. Y compartir estos micromomentos con muchas lectoras, y también lectores, da sentido a todo". No es un ‘spoiler’ de su pregón, pero es una declaración que ayuda a intuir por donde irán los tiros ese 21 de septiembre ante la flor y nata de la ciudad.

El cartel de este año exhibe a una Mercè sonriente, rosada, con un traje amarillo chillón que ha hecho levantar la ceja a más de uno. "Creo que está bien que no nos apropiemos de los colores", ha espetado con elegancia la autora, la ilustradora y dibujante Sònia Pulido. La artista ha explicado que la elección del amarillo responde a la voluntad de exhibir energía y vitalidad. Esta quiere ser una Mercè moderna, una interpretación contemporánea de la patrona de la ciudad, que protege a los suyos. A sus pies, justo detrás, aparecen otras 16 mujeres, coloridas, de distinto pelaje, alegres y en actitud festiva. "Son las Merceditas", bromeaba la dibujante, tras el acto, mientras se fotografiaba junto al cartel con varios amigos.

Figura "protectora"

Su Mercè se presenta "con los pies en el suelo, conectada con la realidad, sabe lo que quiere y abre los brazos en un gesto que significa que quiere acoger a otras Mercè diversas". Para el diseño, Pulido buscó imágenes de las primeras representaciones de la virgen y extrajo la idea de que era una figura "protectora". De ahí surgió la capa, que emula la cubierta de un circo, una invitación a una gran fiesta que, además, acoge a cuántos se animen a disfrutar de ella.

Ada Colau ha blandido las "masivas y esperanzadoras" manifestaciones feministas celebradas este año en Barcelona para justificar el marcado carácter feminista de la Mercè 2018. La alcaldesa ha echado mano de la hemeroteca municipal para reforzar la elección de ambas profesionales: "En 40 ediciones de la Mercè ha habido 12 pregoneras y solo tres ilustradoras". "Las mujeres estamos, somos, creamos, pensamos, nos encontramos en todas las esferas de la vida, en el mundo económico, político, cultural, científico, pero no siempre llegamos a los lugares de máxima visibilidad, reconocimiento o decisión, es por ello que esta Mercè necesariamente la teníamos que hacer con voy y ojos de mujer".

Hola, Lisboa

La ciudad invitada de este año será Lisboa. Antes lo fueron Medellín, Quito, Estambul, Dakar, San Petersburgo Montreal, Viena, Estocolmo, Buenos Aires, París, y Reikiavik. Las huellas culturales de la capital de Portugal (música, teatro o danza) se colarán en la programación de las fiestas. La concejala de Cultura del ayuntamiento luso, Catarina Vaz Pinto, ha agradecido la invitación de Barcelona a esta fiesta “feminista” y ha avanzado que Lisboa aportará espectáculos que reflejarán "el cruce de culturas de la ciudad, sus influencias africanas, de la cultura del campo, de la calle, o el fado", su auténtico patrimonio de la humanidad.

El contenido completo del programa de la Mercè 2018 se hará público en los próximos días por aquello de no quemar todos los cartuchos mediáticos con una sola convocatoria de prensa. Lo que sí ha avanzado Colau es que la Mercè desplegará escenarios en seis distritos de Barcelona y que el Paral·lel tendrá un papel importante, ya que se quieren celebrar los 75 años de la sala Apolo. Si algo sabe esta ciudad es de fiestas. Y de salir de fiesta

0 Comentarios
cargando