Ir a contenido

En Ciutat Vella

Ofensiva contra captadores de turistas para clubs cannábicos de Barcelona

Una operación de los Mossos y la Guardia Urbana acaba con 13 detenidos

El Periódico

Clientes en un club de cannabis.

Clientes en un club de cannabis. / FERRAN NADEU

Una operación conjunta de los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona desarrollada a última hora de este jueves en la capital catalana contra el tráfico de drogas en clubs cannábicos acabó con la detención de 13 personas. Los arrestados, todos hombres, están relacionados con cuatro asociaciones cannábicas de Ciutat Vella (dos en el Raval y dos en el Gòtic) a las que llevaban a personas, principalmente turistas, dispuestas a comprar marihuana para su consumo.

Según las fuentes informantes, las personas ahora detenidas se situaban en la Rambla de Barcelona y sus inmediaciones y captaban a los turistas que paseaban por la céntrica vía barcelonesa, a los que ofrecían la posibilidad de comprar las sustancias estupefacientes.

Aquellos que aceptaban su ofrecimiento eran conducidos a los clubes cannábicos, donde se producía la compraventa de la droga, operación por la que los captadores se llevaban una comisión. Según fuentes municipales, a los 13 detenidos se les imputa un delito contra la salud pública por favorecer el consumo de drogas. La acción se enmarca en la lucha contra la actividad de captación de clientes (los llamados 'punteros') que realizan estas personas en los entornos de la Rambla y que acostumbran a ser las encargadas de captar clientes y conducirlos hasta los clubs.

Sin licencia

Esta actuación coincide con la tarea de inspección que está llevando a cabo el distrito de las asociaciones cannábicas que actúan sin licencia en el territorio. Así, el ayuntamiento ha actuado ya sobre 61 asociaciones cannábicas que no tenían autorización municipal. 46 de estos espacios han cerrado mediante precinto del local, ya sea judicial o administrativamente, o han cesado voluntariamente su actividad.

Además, siete espacios están en proceso de precinto del espacio o de comprobación de la actividad, mientras que otros ocho están siendo fruto de seguimiento por parte de la Guardia Urbana, pues, hasta el momento, no se han detectado en ellos indicios de actividad ilegal. 

En mayo de 2016 se aprobó definitivamente plan especial urbanístico para regular las asociaciones cannábicas. El objetivo es compatibilizar el derecho de asociación de los consumidores de cannabis con el ejercicio de otros derechos fundamentales como la protección de la salud, la convivencia y el disfrute de un medio ambiente adecuado. 

Ciutat Vella cuenta con un total de 34 establecimientos que tienen licencia para ejercer esta actividad. En estos casos, se ha llevado a cabo la labor inspectora y de seguimiento necesaria para garantizar que el espacio se adecua a lo que marca la normativa actual.

Temas: Cannabis