Ir a contenido

Patrimonio Modernista

Llega la nueva edición de la Ruta Modernista

Vuelve la campanya "Estiueja al teu Modernisme" para promover el patrimonio de la ciudad

Ofrece descuentos y propone actividades para todos los públicos

El Periódico

Imagen del exterior de la Casa Vicens.

Imagen del exterior de la Casa Vicens. / FERRAN SENDRA

La consolidada promoción de la Ruta del Modernisme que se organiza en Barcelona desde 1997, ofrece este año descuentos del 50% a los residentes desde el 1 de julio hasta el 15 de septiembre. La campaña de verano de este año, "Estiueja al teu Modernisme", ofrece una vez más la oportunidad para que los barcelonistas se acerquen y conozcan el gran patrimonio Modernista del que presume de la ciudad, que la edición anterior atrajo cerca de 14.000 personas. En esta séptima edición se han añadido cuatro espacios emblemáticos de la ciudad: la Casa Vicens, la Casa Thomas, la Casa Felip y el Palau Macaya.

Fachada de la Casa Thomas en Barcelona /  ROBERTO LARA

Imagen de la fachada de la Casa Felip en Barcelona. / FERRAN SENDRA

Patio interior del Palau Macaya en Barcelona /  EL PERIÓDICO

¿Qué es la Ruta del Modernisme de Barcelona?

Los interesados en conseguir los descuentos solo tienen que suscribirse gratuitamente a la página web de la promoción de verano y recibirán un correo electrónico con los vales de descuento, válidos hasta el 15 de septiembre. La promoción también informa a los interesados de las actividades que se realizan a lo largo de todo el verano en cada uno de los centros que se han adherido a la campaña, con atención especial a las actividades familiares

La Ruta del Modernisme de Barcelona es un proyecto colectivo, fundado por el Institut del Paisatge Urbà del Ayuntamiento desde 1997, que agrupan todas las entidades públicas y privadas directamente relacionadas con el patrimonio modernista de la ciudad.

La ruta conforma un itinerario que engloba las mejores obras modernistas de la ciudad. Sobre el terreno, en el paisaje mismo de la ciudad, se puede seguir el itinerario con la ayuda de unas baldosas rojas integrados al pavimento que marcan el camino de la Ruta en los ejes principales y pasan por ante las obras modernistas.

Se propone al visitante conocer a fondo impresionantes palacios, casas sorpresivas, el templo símbolo de la ciudad, un inmenso hospital, así como también descubrir elementos modernistas más populares y cotidianos como por ejemplo tiendas, bares y restaurantes, farolas y bancos. Hasta 120 obras que demuestran que el Modernismo arraigó con fuerza en Barcelona y que todavía hoy es un arte vivo y vivido.

Temas: Modernismo