Ir a contenido

MONUMENTOS

La Sagrada Família coloca una cruz gigante en el pórtico de la Passió

La pieza mide 7,5 metros de altura y pesa 18 toneladas

La calle Sardenya, entre Provença y Mallorca, se ha cortado al tráfico

Efe

Instalación de la Creu Gloriosa en el pórtico de la Passió de la Sagrada Familia. / FERRAN SENDRA

Una cruz de 7,5 metros de alto y 4,25 de ancho con un peso de 18 toneladas se ha instalado este lunes en el pórtico superior de la fachada de la Passió de la Sagrada Família, en una compleja operación. Se trata de la Creu Gloriosa, una instalación que la Sagrada Família ha considerado "un verdadero reto" debido a la envergadura y la forma de la cruz. Los trabajos se han realizado con una grúa autopropulsada a las 07.00 horas y han acabado a las 08.30.

Para colocar esta cruz en el cimacio, a 30 metros de altura, se instaló el domingo a las 20.00 horas una grúa en la calle Sardenya, entre las calles Provença y Mallorca, tramo que ha quedado cortado al tráfico durante los trabajos.

Compleja simbología

La cruz está en el centro de la crestería que configuran 36 prismas hexagonales sustentados por 18 columnas frente a un muro en el que están representados los nombres de los patriarcas y profetas, esculpidos por Josep Maria Subirachs, que se dirigen hacia la resurrección, representado en el punto más alto por el sepulcro vacío con el ángel que anuncia la resurrección de Cristo. 

Se trata de una cruz triunfal, por lo que se representa sin la imagen de Cristo. La cruz figura en las descripciones escritas del proyecto original y también se puede ver en el primero de los croquis de la fachada de la Passió, realizado por Antonio Gaudí en 1892. A la cruz le acompañan tres ángeles a sus pies, cada uno con un significado figurativo: uno en actitud de veneración alzándo las manos como si levantase la cruz, otro muestra su amor y respeto acariciándola y, el tercero está arrodillado y levantando con una mano el cáliz de la sangre de Cristo. El proyecto de los tres ángeles fue encargado al escultor Lau Feliu y serán instalados este próximo lunes 9 a las 07.00 horas; el proceso no será igual al de la cruz ya que el tamaño de las esculturas permitirá realizar la operación desde el interior del propio templo.

De acuerdo con el templo de la Sagrada Familia, la cruz posee un elemento complejo en su estructura: queda notablemente expuesta al estar encastada solo en la base. Por este motivo, la elaboración de la pieza se realizó con el sistema piedra tesada, barras de acero que se enfilan como una aguja en el interior de la cruz, haciéndola más resistente al viento y a posibles terremotos.

La piedra de Tarn, una región francesa, y ya había sido utilizada en la fachada de la Passió, en la columnata en el León de Judá y en el cordero de Abraham. Los ángeles de Lau Feliu están construidos con travertino romano, un elemento utilizado desde la antigüedad por su calidad.

La fachada sigue la composición ascendente encontrada en el resto del templo, donde las líneas ganan pendiente de manera sucesiva. De esta manera se juega con la simbología del templo y permite así que la línea maestra más elevada sea la que fija la altura de la cruz, señalando hacia el cristo resucitado superior.

0 Comentarios
cargando